UNA DECISIÓN QUE JAMÁS ENTENDERÁN LOS ABOGADOS Y MENOS LOS POLÍTICOS

UNA DECISIÓN QUE JAMÁS ENTENDERÁN LOS ABOGADOS Y MENOS LOS POLÍTICOS

Una decisión que jamás entenderán los abogados y menos los políticos. “La ley y las resoluciones son para cumplirse, no para comentarse, a algunas personas les puede agradar y a otras no, pero en mi gobierno vamos a hacer todo lo que esté en términos de cumplimiento de la ley”.

La declaración tiene, hasta ahora, tres interpretaciones. Se trata de la ruptura con el gobierno anterior. Es una muestra de debilidad frente a los grupos políticos locales. Es resultado de la inexperiencia de la “gobernanza moderna”.

No es ninguna de ellas, es simple y llanamente como lo apunta la declaración. El respeto a la ley, a la legalidad, al Estado de derecho. Por eso es una decisión que jamás entenderán los abogados. Y con mayor dificultad los que con esta profesión se dedican a la política.


Porque los profesionales del Derecho, los administradores de la justicia y la clase política se han formado con la idea y han desarrollado la práctica de que la ley solo es un pretexto para imponer decisiones, negociar prebendas o castigar a los adversarios.

No es gratuito que en todas las evaluaciones internacionales, nacionales y locales, una de las áreas que registra los peores resultados es la que se relaciona con el llamado “Estado de derecho”. Porque ahí impera la corrupción y la impunidad.

Lo que el gobernador hizo fue dar una muestra de que la autoridad debe ser la primera responsable del respeto a las decisiones del Poder Judicial. No se trata de asuntos de amigos o enemigos, sino de reconocer que frente a la ley todos son iguales.

Como lo refiere la declaración, no es un asunto de estar de acuerdo o en desacuerdo. En una sociedad, con un Estado de derecho, lo primero que hay que hacer es acatar las determinaciones de los tribunales.

Ni ruptura, ni debilidad, ni inexperiencia. Simple y llanamente el respeto a la ley, al debido proceso, aunque como aclara el director de Notarías, “la decisión no es definitiva”, pero el gobierno ha dado una muestra clara de lo que significa el respeto al “Estado de derecho” en una democracia.