Tres mosqueteros tlaxcaltecas llegan a la Plaza México

Sebastián Macías Zepeda, un chaval de apenas 16 años de edad y originario de Huamantla, asegura que se presentará en la Plaza Mexico con el deseo de triunfar el próximo domingo
Sebastián Macías Zepeda, un chaval de apenas 16 años de edad y originario de Huamantla, asegura que se presentará en la Plaza México con el deseo de triunfar el próximo domingo

La Monumental Plaza de Toros México se pintará de Tlaxcala. En un hecho inédito, tres de los noveles aspirantes a figuras del toreo de la entidad debutarán el próximo domingo en el coso de Insurgentes en el festejo que es la apertura del serial menor de novilladas.

Como sacados de la novela de Alexandre Dumas, los tres mosqueteros taurinos de la tierra del pan de maíz, Sebastián Palomo Macías, Pepe Nava y Alejandro Lima Hernández El Mojito están con los sentimientos a flor de piel.

Uno de sus sueños taurinos está por cumplirse, debutar en la plaza “que da y quita”, en la catedral del toreo mexicano, pero coinciden que “lo importante no es debutar, sino triunfar”.


Lo que son las cosas, hace poco menos de 11 meses, los tres toreros tlaxcaltecas hicieron su debut como novilleros en un festejo de selección organizado por el titular del Instituto Tlaxcalteca de Desarrollo Taurino (ITDT), Luis Mariano Andalco López, en otro emblemático coso, como es La Taurina de Huamantla, en donde los tres dejaron una muestra de que aspiran a ser figuras del toreo y sobre todo hacer dinero.

Los tres mosqueteros de Tlaxcala tienen algo en común… no son hijos de padres acaudalados ni provienen de familias de abolengo ni de prosapia taurina, pero buscan en la tauromaquia, además de trascender, ganar el dinero suficiente para dar un mejor porvenir a sus familias.

El menudito de ellos y de escasas palabras como aquel personaje de la novela Los Tres Mosqueteros, Athos, pero con mucho arte en la muleta, es Sebastián Palomo, nombre artístico de Sebastián Macías Zepeda, un chaval de apenas 16 años de edad y originario de Huamantla, quien con un brillo en los ojos expresa: “voy a triunfar, es un gran cartel, imagínese el debut en la Plaza México, y de los seis toreros, tres somos de Tlaxcala, voy a ganar esta batalla”.

Él es hijo menor del que fuera aspirante a torero, Primitivo Macías. Sus hermanos son José María y Emilio Macías, ambos novilleros y a sus 16 años de edad tiene claro que “voy a figurar, voy sin presiones, pero sí con la firmeza de que dejaré huella, voy a triunfar”, dice seguro el niño que a los 3 años de edad, recuerda, dejó los juguetes y los cambió por los avíos de torear.

También está Aramís, Alejandro Lima El Mojito, torero con reminiscencias del pasado en su mente, con la convicción de hacerse torero para sacar de la pobreza a su familia y con la firme determinación de alcanzar la gloria taurina en su debut en el coso de la colonia Nápoles del Distrito Federal.

Él es alumno de la escuela taurina y formación que auspicia el matador de toros Uriel Moreno El Zapata y prácticamente hijo adoptivo de Fernando Moreno. Está decidido a cumplir su cometido, regresar a México a sus padres, pues ambos trabajan como indocumentados en el vecino país del norte, allá en los Estados Unidos.

Aunque reconoce que extrañará ese día a sus padres, cree que ese sentimiento lo podría mitigar con el aliento de sus amigos y de su casi nueva familia, la del matador El Zapata, pero sobre todo la de sus dos pequeños hermanos, para quienes Alejandro es como su padre y madre a la vez, ya que desde hace prácticamente seis años, él se ha quedado al frente de lo que queda de su familia.

Oriundo del municipio de Tzompantepec, Alejandro, a sus 18 años de edad, ha vivido más la hiel que la miel que da la fiesta brava, pues en su cuerpo yacen ya las huellas que dejan las cornadas y las lesiones que infieren los toros, ya tiene dos fracturas y una cornada, pero asegura que “eso es pasado, ahora para adelante, a triunfar, a demostrar lo aprendido y que estamos en esto para ser alguien en la vida”.

Cerca de ellos está Pepe Nava, el Porthos de Los Tres Mosqueteros de Tlaxcala, otro de los debutantes, quien advierte que “los tres vamos a hacer lo nuestro, nadie compite contra otro, es uno y el toro, es el matador, bueno en este caso el novillero y el novillo, es uno solo y sus condiciones, pero vamos a ver algo grande”.

El joven espigado de Apizaco y de 16 años de edad expresa su alegría por debutar en la plaza más importante de Latinoamérica, por lo que espera salir triunfante de este festejo.

Ellos harán el paseíllo en el coso de la Plaza México el próximo domingo y alternarán con los novilleros Edgar Badillo y Diego Emilio, así como con el rejoneador Eduardo Rubí, quienes lidiarán novillos de la ganadería de San Marcos.

Los tres mosqueteros forman parte de un listado de siete promesas del toreo de Tlaxcala que actuarán durante la temporada de novilladas, pues también están contemplados José Mari Macías, Claudio Montiel, Jaime Ruiz y Gabriel Sánchez El Gabi, de quien podría salir D´ Artagnan o por qué no, “los siete magníficos” para una nueva etapa de la tauromaquia nacional.




Leave a Reply

Your email address will not be published.