Trabaja el 90 por ciento de los internos en los reclusorios de la entidad: Juan Olmedo

En el Cereso de Tlaxcala capital algunos internos trabajan en un taller de costura dode confeccionan camisas y ropa industrial para empresas
En el Cereso de Tlaxcala capital algunos internos trabajan en un taller de costura dode confeccionan camisas y ropa industrial para empresas

El 90 por ciento de las 930 personas recluidas en el estado de Tlaxcala trabaja en el interior de los penales en talleres de costura, plástico, panadería, maquila de zapato, carpintería, textiles y talabartería, donde ganan desde 400 hasta más de mil pesos a la semana, informó el director de los Centros de Reinserción Social (Ceresos), Juan Olmedo López.

El funcionario explicó que el artículo 18 de la Constitución Política federal marca cinco elementos básicos para la reinserción social, los cuales son la capacitación para el trabajo, el trabajo, la educación, la atención a la salud y el deporte.

Incluso, el trabajo al interior de los Ceresos es importante porque a través de éste y el buen comportamiento, los reclusos pueden acceder al beneficio de la medida que se denomina reducción parcial de su pena, esto es, el preso que trabaja y tiene buen comportamiento, por cada dos días de labores se le suma un día extra de cumplimiento de su condena.


En Tlaxcala han dos Ceresos, uno en la capital que tiene a la fecha 443 internos y otro en Apizaco con 375 presos. También hay un anexo femenil en Apizaco con 71 mujeres recluidas y el Centro de Internamiento de Instrucción de Medidas para Adolescentes del Estado de Tlaxcala (CIIMAET), donde hay 41 menores de edad, a quienes se les imparten cursos de capacitación para que cuando recuperen su libertad puedan trabajar en las áreas de informática, inglés y atención a comensales.

Los talleres donde trabajan los internos en los dos Ceresos son de costura donde se maquilan camisas para escuelas y ropa industrial, textil donde se elaboran saltillos con telares manuales, talabartería donde se hacen cinturones para mariachis y pedidos especiales, carpintería, panaderías, plásticos y zapatos.

En el anexo femenil hay dos talleres, uno de costura y otro de herrajes, además de que muchas internas hacen trabajos artesanales.

“En general, el 90 por ciento de los internos tiene una actividad laboral lucrativa, mientras que el 10 por ciento restante no labora porque recién ingresó a los Ceresos o por su estado de salud o edad ya no pueden hacer alguna actividad”, especificó.

De manera paralela, la dirección de los Ceresos imparte cursos de capacitación, con el apoyo de diversas instituciones del gobierno del estado de Tlaxcala, en las áreas de informática, inglés y manualidades para hacer artesanías de hoja de maíz, talla de madera, modelado en barro, vitro mosaico y cestería. Los productos los venden en los días de visita y además sus familiares se los llevan para vender en el exterior.

En el caso de los talleres de costura, la maquila de ropa se realiza para atender los pedidos de las empresas que han llevado sus máquinas de coser a los Ceresos y son los dueños los que pagan un salario a los reclusos.

En los talleres de carpintería, las herramientas son propiedad del gobierno y los internos atienden pedidos de familiares o conocidos, por lo que llegan a ganar hasta mil pesos a la semana.

En tanto que en los talleres de panadería, el producto se destina para la alimentación de los internos en los Ceresos y de los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSPE), por lo que está garantizado el consumo de 3 mil piezas diarias.

Sobre las condiciones en las que trabajan los internos, este diario hizo un recorrido por el Cereso de la capital tlaxcalteca, en donde se constató que cada taller tiene su propio espacio y que se cuidan las medidas de seguridad.

Debido a que no hay saturación de presos en los reclusorios, no hay hacinamiento ni en los cuartos ni en los talleres, además de que los reclusos laboran en diferentes horarios, dependiendo del ramo al que están dedicados.

Incluso, el taller de plásticos del Cereso de Apizaco opera en tres turnos todos los días.




Leave a Reply

Your email address will not be published.