Tlaxcala es foco rojo por el robo de vinos y licores en carretera y en el tren: CIVyL

El territorio tlaxcalteca ha sido detectado como foco rojo en la incidencia de robo de bebidas etílicas en autotransporte terrestre y ferroviario en el traslado de la aduana del puerto de Veracruz a la Ciudad de México, al grado que la Comisión para la Industria de Vinos y Licores (CIVyL) pidió este jueves el apoyo del gobierno estatal para que esta siniestralidad se reduzca.

El director general de la CIVyL, Gerardo Ancira, acompañado de empresarios de este sector, se entrevistó este jueves con el titular de la Secretaría de Gobierno (Segob), Tito Cervantes Zepeda, en una reunión privada, a efecto de exponer “la preocupación que genera la alta incidencia de robo de mercancía en transporte de carga que viene de Veracruz a la Ciudad de México, en donde muchos de los autotransportes terrestre y ferroviario ha sido en los últimos meses lamentablemente víctima de robo”.

En entrevista previa a la reunión, Gerardo Ancira expuso que la industria de vinos y licores tiene una agenda de lucha y combate contra la ilegalidad en el comercio de bebidas alcohólicas y para ello busca alianzas con las autoridades estatales para frenar el comercio ilegal.


“No tenemos datos específicos de Tlaxcala, pero a nivel nacional hemos hecho un estudio de mercado para detectar informalidad, ilegalidad, evasión de pago de impuestos, etcétera.

Tenemos detectado en lo que son bebidas de alta graduación, aquellas que tienen más de 20 grados de alcohol, como son vodkas, whiskys, tequilas, mezcales y charandas una ilegalidad del orden del 36 por ciento del total del mercado, eso quiere decir que 3.6 de cada 10 botellas no cumplen con la normatividad, no pagan impuestos y se venden de manera informal, es decir, en operaciones en efectivo y sin factura”, explicó.

“El tramo que cruza el estado de Tlaxcala es de los focos rojos que detectamos y es donde queremos pedir apoyo de las autoridades para que esta siniestralidad se reduzca, sobre todo en el paso del ferrocarril por Tlaxcala en donde ha habido este tipo de atracos”.

A nivel nacional, las pérdidas económicas superaron los 400 millones de pesos por el robo de más de 90 millones de botellas el año pasado en detrimento de empresas como Bacardi, Beam–Suntory Tequila Sauza, Brown–Forman, Casa Cuervo, Diageo México, La Madrileña, La Negrita, Pernod Ricard y Moet–Hennessy de México.

“Para darse una idea, nosotros como industria formal pagamos el 53 por ciento de Impuesto Especial sobre Productos y Servicios (IEPS), eso significa que una botella que vale 100 pesos, a esa botella se le aplica un impuesto de 53 pesos y por eso al consumidor se le vende en 153 pesos, pero si se emite la factura se suma el 16 por ciento de Impuesto al Valor Agregado (IVA). Si esa botella se extrae de una unidad  de autotransporte o de un vagón del ferrocarril para venderse en el comercio informal, entonces la ganancia es muy grande para el comerciante ilegal”, detalló.

Con base en ese ejemplo, dijo que es ahí donde está el atractivo de hacer estas actividades ilícitas y es donde “sentimos que las autoridades tanto a nivel estatal como federal, junto con la industria, tenemos que cerrar filas”.

Gerardo Ancira dijo que los empresarios han tenido que adquirir equipos de seguridad y de monitoreo para ubicar los puntos de robo, aplican códigos de seguridad en sus productos para saber donde está por el tema de lote y marbete.

Indicó que la mercancía robada se vende principalmente en mercados y tianguis informales, pero como industria lo más que pueden hacer es presentar la denuncia, en espera de que las autoridades actúen para combatir este problema.

Por último, dijo que es necesario que el gobierno brinde más seguridad en las carreteras federales y de cuota, en las vías ferroviarias, y que dote de más equipo a las corporaciones policiacas.