Tener algo nuevo que decir. UATx en la feria internacional del libro.

Tener algo nuevo que decir. UATx en la feria internacional del libro.

Tener algo nuevo que decir; decirlo; callarse en cuanto que dicho, y dar a la publicación título y orden adecuados. Son “reglas y consejos sobre investigación científica”, que Santiago Ramón y Cajal recomienda. Una obra que lleva por subtítulo “Los tónicos de la voluntad”.

En el capítulo sobre la “redacción del trabajo científico”. Ramón y Cajal señala que la referencia la toma de “Mr. Billings, sabio bibliotecario de Washington, agobiado por la tarea de clasificar miles de folletos, en donde, con diverso estilo, dábanse a conocer casi los mismos hechos, o se exponían verdades ya de antiguo sabidas”

Agrega que “lo primero que se necesita para tratar de asuntos científicos, (…), es tener alguna observación nueva o idea útil que comunicar a los demás. Nada más ridículo que la pretensión de escribir sin poder aportar a la cuestión ningún positivo esclarecimiento, sin otro estímulo que lucir imaginación calenturienta, o hacer gala de erudición pedantesca con datos tomados de segunda o tercera mano”.


Hay que asegurarse “de la originalidad del hecho o idea que deseamos exponer, y guardémonos además de dar a luz prematuramente el fruto de la observación. Cuando nuestro pensamiento fluctúa todavía entre conclusiones diversas y no tenemos plena conciencia de haber dado en el blanco, ello es señal de haber abandonado harto temprano el laboratorio. Conducta prudente será volver a él y esperar a que, bajo el influjo de nuevas observaciones, acaben de cristalizar nuestras ideas”.

Porque la UATx tiene algo que decir. A través de la Secretaría de Investigación Científica y Posgrado es invitada a la Feria Internacional del Libro de Minería para presentar dos de sus revistas electrónicas: Mexican Journal of Biotechnology del Centro de Investigación en Ciencias Biológicas (CICB) e Integra2 de la Facultad de Ciencias para el Desarrollo Humano.

Mexican Journal of Biotechnology

El sábado 24 de febrero, el salón punto de encuentro es el lugar donde se dan cita los Dres. Óscar Armando Monroy Hermosillo, Octavio Loera Corral y María del Carmen Sánchez Hernández. La mesa es moderada por Gerardo Díaz Godínez, director del CICB.

Al intervenir Loera Corral refiere que todos los investigadores están sometidos a una continua evaluación. Requieren publicar. Recuerda que “la necesidad de publicar” surge de una de las aportaciones más importantes de Galileo Galilei.

“Propuso una metodología para que cualquier trabajo científico lo retome alguien, verifique que está bien hecho y si tiene dudas, que esa misma persona repita los experimentos para ver que está obteniendo los mismos resultados. Esa metodología se llama método científico. Con eso se acabó la idea que lo que te dicen es dogma de fe y lo tienes que aceptar sin cuestionamientos. Porque si tienes dudas. El método científico te da herramientas para que repitas lo que alguien más está aportando y te convenzas o critiques el trabajo. Si tienes fundamentos.”

Destaca que las sociedades científicas “tienen como finalidad que el conocimiento que se genera, se exponga, para que los pares. Aquellos que tiene un conocimiento similar a uno y que puedan aportar, detecten algunas fallas que uno como autor no ha identificado y gracias a la revisión de alguien con conocimiento uno lo puede hacer”.

Discutir temas importantes para México: Monroy Hermosillo

Al intervenir el investigador nacional nivel III, Monroy Hermosillo refiere que en México solo existen dos revistas de biotecnología. La de la sociedad mexicana y la de biotecnología en movimiento. Las dos muy restringidas al publicar sólo investigadores de sus propias instituciones. De ahí que Mexican Journal of Biotechnology cubrirá un espacio importante.

Para lograrlo, la revista tiene que fijar temas. Los temas que son importantes para el país. Mientras los campesinos están muy seguros de la biodiversidad, los científicos no se han organizado para apoyarlos. Hay que discutir sobre biotecnología y/o biodiversidad.

Otros temas como la crisis del agua. La biotecnología aplicada para el manejo, tratamiento, recirculación del agua. La acuacultura, somos un país con 24 mil kilómetros de costas y cero acuacultura. La producción de energía, de vacunas, de medicamentos, etc.

Otra cosa es que la revista debe ponerse al servicio de todas las instituciones de educación superior del país. Se cuenta con 5 institutos que se dedican a la biotecnología en la UNAM. En la UAM hay tres unidades de biotecnología.  El IPN tiene cuatro centros de biotecnología, Existe seis centros SEP-Conacyt y muchos otros.

El reto es que en un año debe contar con el registro de Conacyt, porque una gran cantidad de artículos que se publican en México, es de los estudiantes de doctorado. Para recibirse en el doctorado les exigen un artículo publicado en una revista indizada. Para que sea una opción publicar en la revista.

No terminaban de presentar la revista y la editora María del Carmen Sánchez Hernández, y el director del CICB Gerardo Díaz Godínez, reciben una invitación para participar en el World Biotechnology Congress 2018 a realizarse en Alemania por un artículo publicado en Mexican Journal of Biotechnology.

Integra2. Una revista de educación especial y familia

La revista Integra2 es presentada por los Dres. Hugo Romano Torres y Patricia Plancarte Cansino de la FES-Iztapala de la UNAM y el editor Josué Camacho Candia. La mesa fue moderada por el Mtro. Raúl Jiménez Guillén.

Romano Torres afirma que “hacer la presentación de una revista académica especializada, necesariamente remite al contexto del área de conocimiento en el que participa como medio de divulgación de sus ideas, su actualidad, sus avances y sus reflexiones. Por esta razón, hablar de una revista de educación especial nos ofrece una oportunidad de hablar del campo y su importancia”.

Refiriéndose a la Educación Especial, apunta que “su creación y consolidación. Se debe en gran medida a la influencia y presión social ejercida para dar atención a esta problemática, (…); por esta razón, se puede decir que la conformación de esta interdisciplina del conocimiento e intervención humana, obedece a un encargo social”.

Señala que “podemos distinguir dos elementos fundamentales en el campo de la educación especial: 1) como cuerpo de conocimiento que establece los principios teóricos–metodológicos para tener un estatus de disciplina formal, en donde se integran sus principios teóricos, sus modelos y paradigmas y la investigación: fundamental, aplicada y tecnológica, necesaria para la generación del conocimiento en el área; y 2) como profesión, cuyos esfuerzos se orientan a la solución de los problemas de los individuos especiales.

Por ello considera que “la difusión de las ideas es una condición necesaria para el crecimiento y enriquecimiento del área en lo general y de sus estudiosos en particular. La lógica de la transmisión del conocimiento sistematizado, establece en sus espacios documentales la mejor manera de comunicar sus hallazgos y reflexiones conceptuales. De ahí el valor de contar con un medio como “la Revista” como vehículo de divulgación”.

Integra2. Una mirada desde 2010

Patricia Plancarte hace una revisión general de los 16 números publicados. En el 2010 publican autores principalmente de México y España. A medida que avanza, se agregan, Italia, Brasil, Venezuela, Paraguay. Lo que la ha convertido en una revista internacional.

Los temas que ha tocado. Dentro de la educación especial son aspectos teóricos, políticas educativas, aplicación de tecnologías, educación inclusiva, problemas de lenguaje, discapacidad visual, discapacidad auditiva, autismo, enseñanza de la lectura. Destaca una en especial que se pregunta ¿Por qué la educación especial es especial?

El otro gran tema que aborda es la familia. De la que se tratan temas como desarrollo, funcionamiento, análisis teóricos, suicido, duelo, adultos mayores, conflictos de parejas, alcoholismo. Así como entrevistas.

Tener algo nuevo que decir. UATx en la feria internacional del libro

Con el título ¿Quién teme a la revisión de pares”. John Bohannon da a conocer en la revista Science del 04 de octubre de 2013 (pp. 60-65) la forma en que “Un documento falso inventado por Science revela poco o ningún escrutinio en muchas revistas de acceso abierto”.

Frente a la presión por publicar para no salir de los sistemas de reconocimiento. Algunos empresarios se han aprovechado. Por mil dólares publican cualquier artículo en una multiplicidad de revistas “internacionales”. Lo lamentable es que muchas sean aceptadas por directorios de publicaciones, de los llamados serios.

De ahí que resulte importante que la Universidad Autónoma de Tlaxcala publique revistas con criterios internacionales de calidad. Por tener algo nuevo que decir. UATx en la feria internacional del libro.