Hay déficit de 200 mil ingenieros; consolidar educación tecnológica, reto

El gobernador Marco Mena aseveró que la región Puebla–Tlaxcala “está destinada a crecer y a ser ejemplo, ya que ser la cuarta zona metropolitana más grande del país, significa “oportunidades que se deben aprovechar”. Foto:Alejandro Ancona/La Jornada de Oriente

En México, el déficit de ingenieros es de más de 200 mil, lo cual complica cubrir la demanda de 900 mil para los próximos cinco años, de ahí que los gobiernos federal y estatal reconocieron que el reto es consolidar la educación técnica y tecnológica.

Bajo esta perspectiva, los gobernadores de Tlaxcala y Puebla, Marco Antonio Mena Rodríguez y José Antonio Gali Fayad, respectivamente, signaron el convenio de colaboración “Para promover la educación superior en la región”, que involucrará a 17 universidades y a poco más de 30 mil estudiantes.

En el acto, efectuado en las instalaciones de la planta Audi, ubicada en San José Chiapa, Puebla, Manuel Camacho Higareda, titular de la Secretaría de Educación Pública del Estado (SEPE), expuso que este acuerdo “abre un nuevo horizonte para la educación tecnológica en la región… es una manera más interactiva que permitirá construir una realidad social, económica y educativa sin distinguir fronteras”.


El hecho de que 11 universidades de Puebla y seis de Tlaxcala decidan compartir conocimiento y experiencias, juntar talentos de más de 30 mil estudiantes y de más de mil 500 docentes, significa que podemos aspirar a un futuro mucho más sólido, indicó.

Detalló que son 184 programas en conjunto los que ahora están en posibilidades de ser armonizados, sincronizados y pensados de manera regional.

Por su lado, Patricia Vázquez del Mercado, titular de Educación Pública en Puebla, señaló que como en todo México, en ambas entidades el mayor rezago educativo actual se concentra en el nivel medio superior y superior.

“En primaria, prácticamente las dos entidades tienen una cobertura total y en secundaria es superior a 104.7 por ciento. Muchos de estos jóvenes que quizá no han estado en una universidad cercana o algunos de ellos, tienen ganas de tener la misma oportunidad de otros”.

Realzó el impulso a la creación de universidades a distancia y que las nuevas tecnologías obligan a incorporar nuevas formas de capacitación, muestra de ello –agregó– es este Centro de Alta Especialización de Audi (empresa automotriz alemana).

La funcionaria destacó que la idea de este convenio fue del secretario de Educación de Tlaxcala, Manuel Camacho, quien le hizo el planteamiento hace aproximadamente tres meses, para establecer una vinculación entre los dos estados.

“Los dos gobernadores están sentando un precedente histórico más allá de la cultura y la geografía, al tener una política educativa regional superior”, anotó.

A su vez, Héctor Arreola, coordinador general Universidades Tecnológicas y Politécnicas, puntualizó que el objetivo es lograr una visión que se ha impulsado y construido desde el gobierno federal con los estados, “para formar ciudadanos del mundo”.

Asimismo, para que la actividad profesional de los jóvenes que se incorporarán al sector productivo no tenga solamente la visión de servir a su estado sino a México, desde cualquier parte del mundo.

“Por eso hoy estamos impulsando la forma de fortalecer su formación”, acentuó el funcionario, quien agregó que con esta acción también se vigoriza el nuevo modelo educativo del presidente Enrique Peña Nieto.

“Que es formar jóvenes para la libertad y la innovación, a través de una visión; al final de todo el proceso lo que buscamos es que sean felices, con una buena preparación, buen empleo, siendo buenos ciudadanos y formando una familia que vaya construyendo un México más fuerte”, dijo en tono esperanzador ante varios estudiantes.

Explicó que en el país se promueve la movilidad internacional mediante instituciones bilingües, por lo que más de 50 mil jóvenes “han hecho este ejercicio de ir a aprender inglés” a otras naciones.

Las universidades politécnicas y tecnológicas, así como los institutos, representan cerca de 900 mil estudiantes mexicanos que se forman como ingenieros, sin embargo, con las iniciativas impulsadas por el gobierno federal, existe un déficit.

“Para los próximos cinco años necesitamos 900 mil ingenieros, pero estamos formando 110 mil al año entre todo el sistema educativo, por lo tanto, traemos un déficit de más de 200 mil, tenemos una gran tarea en la que estamos trabajando”, expuso.

En su intervención, el gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez aportó más datos: la región Puebla–Tlaxcala tiene los primeros lugares en oferta de educación superior por persona per cápita en el país, sin embargo, con relación al perfil, “no estamos” en los primeros sitios respecto de lo que requiere la economía de esta franja.

Por eso, remarcó que México tiene un gran reto: “lograr que consolidemos la educación  técnica y tecnológica… necesitamos más mexicanos bien preparados” en la materia.

El nuevo modelo educativo tiene un componente en el sentido de que las niñas estén cada vez más interesadas en estudiar matemáticas y dedicarse a una carrera tecnológica. “En esta área tenemos una gran posibilidad de evolución social”.

Añadió que de cada 10 estudiantes de universidades politécnicas y tecnológicas e institutos del ramo, ocho representan al integrante de sus familias que por primera vez ha accedido a educación superior.

Retomó que con este acuerdo los rectores de las instituciones de ambas entidades podrán enlazarse de modo “muy productivo” con el Centro de Alta Especialización en materia automotriz y beneficiar a jóvenes.

Preocupa a gobiernos educación tecnológica

Dijo que esta región Puebla–Tlaxcala “está destinada a crecer y a ser ejemplo”, pues además, es la cuarta zona metropolitana más grande del país, lo que significa “oportunidades que se deben aprovechar”.

A su vez, el gobernador poblano, José Antonio Gali refirió que este convenio se firma justo en el día del estudiante y dijo que le impresionaron las cifras mencionadas por Héctor Arreola, pues quiere decir que hay una gran oferta. Llamó a la juventud a no caer en la violencia, al reconocer que en ambas entidades el robo de combustible “se ha dado como un deporte”, pero que no culpan a la Federación, sino que trabajan en conjunto. Reiteró que ha denunciado que los delincuentes han seducido a los jóvenes.

Al dirigirse a los estudiantes y docentes que atestiguaron la firma de este convenio, Gali Fayad afirmó que el esfuerzo conjunto con Tlaxcala permitirá convertir esta zona en la más importante de México en materia de educación.

Cabe señalar que el convenio de colaboración para promover la educación superior tecnológica en la región establece la participación de 11 universidades poblanas y seis tlaxcaltecas con un impacto en más de 32 mil estudiantes y mil 500 docentes; además de 184 programas en conjunto que podrán ser armonizados de manera regional.

El documento considera la posibilidad de que rectores de universidades tecnológicas de Tlaxcala y Puebla establezcan vínculos en materia de capacitación automotriz con el Centro de Alta Especialización de Audi.

En el evento estuvieron Héctor Arreola Soria, coordinador general de Universidades Tecnológicas y Politécnicas; Patricia Vázquez del Mercado, secretaria de Educación de Puebla; Manuel Camacho Higareda, titular de la Secretaría de Educación Pública de Tlaxcala; Jorge Luis Vázquez Rodríguez, secretario de Desarrollo Económico de Tlaxcala; Jorge David Rojas Armijo, director del Organismo Público Descentralizado Ciudad Modelo y Cirilo Salas Hernández, presidente de la Comisión de Educación en el Congreso del estado de Puebla.

Además, Ignacio Alvízar Linares, subsecretario de Educación Superior de Puebla; Carlos Barrientos de la Rosa, delegado de la SEP en Puebla; Juan Garza Seco–Maurer, delegado de la SEP en Tlaxcala; Josué Martínez Santos, presidente municipal de San José Chiapa y Sergio Aguilar Escobar, director del Centro de Especialización de Recursos Humanos de Alto Nivel en el Sector Automotriz.