Protestan taxistas contra Pronto; retienen a un chofer y a la unidad

Un grupo de concesionarios arribó este lunes a la sede del ayuntamiento de Tlaxcala a fin de manifestarse en contra del supuesto permiso otorgado a la empresa Pronto para realizar dos eventos públicos de promoción. Foto:Alejandro Ancona/La Jornada de Oriente

Tras protestar en el ayuntamiento capitalino, taxistas retuvieron tanto al chofer como un vehículo de la empresa Pronto, a efecto de exigir la suspensión definitiva del servicio de transporte que ésta ofrece (mediante una plataforma digital), “porque es ilegal”.

Encabezado por Hugo Salado del Razo, representante de la Coordinadora Estatal de Transporte (CET), un grupo de concesionarios arribó la mañana de este lunes a la sede del ayuntamiento de Tlaxcala a fin de manifestarse en contra del supuesto permiso otorgado a esa firma privada para la realización de dos eventos públicos de promoción.

“Pero no cuentan con permiso, ni placas ni refrendo; pareciera que ella (la alcaldesa Anabell Ávalos Zempoalteca) también está promoviendo lo ilegal, está solapando. Nada más queremos saber cuándo se va a aplicar la ley”, refirió el dirigente.


Llamó “ladrones” a las cuatro personas representantes de Pronto, quienes “se están llevando el dinero”. Apuntó que han causado una disminución de alrededor de 50 por ciento en la demanda del servicio de taxi, sobre todo los fines de semana en la capital del estado y de 70 por ciento en la ciudad de Apizaco.

Expuso que hay mil 45 taxistas de sitio en la entidad, pero los más afectados son los de Tlaxcala y Apizaco, donde funciona dicha empresa. “Ya amenazaron con ir a Huamantla, pero ya dijeron que allá no los van a dejar entrar”, advirtió.

De continuar esta situación –agregó–, los compañeros se van a sumar poco a poco para protestar. “No queremos que se haga un caos”. Reiteró que la única petición es que la Policía Estatal y la municipal, así como la Secretaría de Comunicaciones y Transportes del Estado (Secte) apliquen la ley, que detengan a las más de 100 unidades que circulan y que sancionen a “esta empresita”.

“No sé si quieran que pierda su partido (Revolucionario Institucional), con esto lo único que generan es el rencor de la ciudadanía”, añadió, al tiempo que afirmó que hay avances con Secte para la implementación de una plataforma digital, ”pero ahora parece que la autoridad nos está poniendo baches”.

Acusó que los operadores de Pronto “se meten a las bases, les mientan la madre a los compañeros, se burlan de ellos, pero no vamos a caer en la provocación, porque nosotros sí somos gente civilizada”. Escasos minutos después, algunos de los manifestantes retuvieron una unidad (tipo Vento) de Pronto y al conductor de ésta, en la Plaza Xicohténcatl, tras solicitar el servicio a fin de demostrar a la autoridad “que sí funciona y realiza base”.

Molestos, exigieron a elementos de seguridad pública municipal que requiriera la documentación al chofer, pues ya había sido sorprendido “en flagrancia… porque a nosotros nos aplican todo el peso de la ley”. El policía respondió que esperaba indicaciones superiores; mientras tanto, los transportistas bajaron el aire a los cuatro neumáticos, retiraron los tapones y rayaron una parte de la cajuela para escribir: “fuera Pronto”.

Algunos de ellos aventaron contra el piso a un joven que grababa el momento y le exigieron que se identificara. Poco después una patrulla rescató al operador (que permanecía a bordo) de Pronto y luego una grúa se llevó el vehículo.

Rodolfo Hernández Escobar, representante legal de Pronto, defendió el derecho al trabajo y refirió que pese a los amparos promovidos (aún no concedidos) las autoridades continúan con las detenciones e insistió en que no se pueden imponer penas no incluidas en la ley y que seguramente el caso será atraído por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN). “Lo malo es que quieren poner a pelear” a taxistas y a empresarios… los gobernantes, por la cuestión electoral, no deben estar al contentillo de las personas”. 

Luego, al salir de una reunión con Anabell Ávalos, Hugo Salado indicó que se firmó una minuta para que el ayuntamiento no permita a Pronto la realización de eventos para promover su servicio y que la alcaldesa sostuvo que la autorización del municipio para un acto público efectuado la semana pasada, solo fue para un concierto de rock.