Impartirá diócesis talleres sobre la importancia de la participación ciudadana

El obispo advirtió que existe pobreza espiritual entre la sociedad actual por lo que destacó la necesidad de “compartir los dones de tiempo, creatividad, iniciativas por los demás".

La diócesis de Tlaxcala impartirá talleres en sus parroquias para concientizar a las personas sobre la participación ciudadana en el proceso electoral que se vive en el país, a través del cual se elegirá al próximo presidente de México y se renovarán las cámaras de diputados federales y locales y el Senado de la República.

Lo anterior fue anunciado por el obispo de Tlaxcala, Julio César Salcedo Aquino, quien abundó que en la diócesis ya se están diseñando estos talleres que se llevarán a cabo en todas las parroquias de la entidad, aunque no precisó fechas ni la forma como se impartirán estos programas.

El jerarca de la iglesia católica fue entrevistado este miércoles después de que ofició la misa de cuaresma en la iglesia del ex convento de San Francisco, a la cual acudieron pocos feligreses debido a que se realizó “muy temprano (a las 7 de la mañana) y al frío”, justificó Salcedo Aquino.


Al obispo se le pidió su opinión sobre el proceso electoral que vive el país. “He dicho que es un año de discernimiento, es un tiempo donde la sociedad tiene que caminar por estos procesos de discernir, qué quiere, qué es lo que cada uno capta lo que debe hacer.  Como diócesis vamos a tratar de implementa unos talleres que ayuden a la gente a tomar conciencia de su participación, creo que es bueno colaborar de esta manera”, dijo.

“Se están está preparando estos talleres, todavía no los presentan, pero se va a hacer algo en las parroquias, que tengan esta amplitud de mente y de corazón para que puedan tomar sus decisiones”, asentó.

Por otro lado, respecto de la inseguridad y violencia que afectan al país, Salcedo Aquino expuso que son dos factores que abruman a la población en general. “Ahí es donde nosotros tenemos siempre que presentar el evangelio, cuando se vive el evangelio tiene unas consecuencias de humanismo, de cercanía, de justicia, nuestra tarea es vivir profundamente el evangelio, de esa manera nosotros vamos impregnando de humanismo a la sociedad”.

“El llamado es vivir el evangelio, sobre todo ahora que vamos a empezar la cuaresma, creo que es un tiempo de gracia, de bendición, en donde estamos llamados a la conversión de todos esos aspectos que nos están dañando y fragmentando. Nosotros desde el evangelio damos nuestro aporte a la sociedad”.

Asimismo, consideró que corresponde a las autoridades civiles aplicar las estrategias adecuadas contra la violencia de género y los feminicidios, mientras que a la iglesia debe promover el evangelio y los valores del respeto y la tolerancia y “todo aquello que ayude a cuidar la vida. Yo creo que la iglesia, las autoridades, la gente hacen lo que les corresponde”.

Durante la homilía, el obispo advirtió que existe pobreza espiritual entre la sociedad actual por lo que destacó la necesidad de “compartir los dones de tiempo, creatividad, iniciativas por los demás y asumir que se puede ayudar a otros para la construcción de la sociedad y de la iglesia, pues cuando sucede lo contrario, el ser humano es duro y exigente con el prójimo porque no existe humildad”.