Sólo hay seis denuncias por incendios forestales causados por quemas agrícolas

Actualmente la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) da seguimiento a seis denuncias por incendios cometidos en zonas boscosas de la entidad, informó Julián Pérez Ríos, jefe de Departamento de Protección de la gerencia estatal de la Comisión Nacional Forestal (Conafor).

Recordó que hasta el pasado 16 de este mes, se habían registrado 211 siniestros ocasionados por el fuego, principalmente por quemas agrícolas, por lo que afirmó que en cuanto “tengamos conocimiento de alguna sanción, la daremos a conocer”.

Expuso que en sesión del Comité Estatal contra Incendios Forestales, se dio a conocer un informe sobre el seguimiento a esas denuncias recibidas (que representan solo 2.8 por ciento de la totalidad de incendios registrados a esa fecha) y el avance en cada uno de esos expedientes iniciados.


En materia de prevención “estamos asistiendo a algunos consejos regionales de desarrollo rural, estamos apoyándonos con la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), la cual está dando a conocer a los productores, a través de carteles y folletos, cómo se debe hacer una quema y cómo se debe preparar el terreno agrícola”, indicó.

Dijo que de esta manera la persona que usa el fuego no corre riesgo, ni tampoco los vecinos cercanos al predio, pues a estas personas se les da a conocer la Norma Oficial Mexicana (NMOM) 015 SAGARPA-SEMARNAT-2007 y se les pide que en caso de que haya algún incendio forestal, lo reporten inmediatamente. “Hasta el momento se han observado buenos resultados”, sostuvo.

Ante la falta de observación a estas disposiciones legales se establecen las sanciones respectivas. Según esta NOM, en el periodo 1998-2005, las causas más frecuentes generadoras de conflagraciones eran las actividades agropecuarias, en 44 por ciento; seguidas de actos intencionales, con 19 por ciento.

Expuso que la Profepa realiza las investigaciones correspondientes en los asuntos en los que existe la presunción del punto de salida del fuego, establecido por la coordenada y por el testimonio de las personas que asistieron a combatir el incendio.

A esta Procuraduría –precisó- le corresponde dar seguimiento a las acusaciones que realizan las personas que asistieron a la conflagración y se percataron de la forma en que los hechos ocurrieron.

Pero la denuncia solamente se presenta en casos en los que se conoce el sitio de dónde salió el fuego y quién es el posible responsable, ya sea el dueño de la parcela u otra persona, puntualizó el funcionario de la Conafor.

“Me gustaría pedir el apoyo de la población para que denuncie quién es el causante. Debe acudir ante la Profepa y realizar el procedimiento de manera anónima, no es necesario que proporcionen su nombre, nada más deben señalar al presunto responsable, el lugar donde inició el incidente y el número de personas que participaron en esta actividad, de tal manera que den herramientas y argumentos”.

Aseveró que la idea es aumentar el número de denuncias de este tipo; aunque, reconoció que en ocasiones se dificulta “un poquito, porque a veces es el vecino, es el primo, es el tío, es alguien conocido, pero es necesario el apoyo”.

Esto permitirá la reducción de incendios por quemas agrícolas, ya que la cifra de denuncias “es muy poca”, de ahí la importancia de la colaboración de la sociedad, a fin de llegar a la sanción que se estipula.

“Si observan humo en zonas forestales se debe reportar al número telefónico de emergencia 911 o al 246-46- 63578 de la Conafor, para dar seguimiento y corroborarlo con los municipios y, de ser así, atenderlo de la mejor manera”.

Recomendó a visitantes a los bosques no encender fogatas y que lleven alimentos que puedan ingerir fríos; solo en caso de ser necesario el uso del fuego, que se aseguren perfectamente de que al retirarse del área quede apagado, para evitar algún siniestro que afecte al entorno.

Al tener precaución “el próximo año podrán visitarlos nuevamente, de lo contrario, ya no podrán hacerlo, ni tendrán la misma belleza con la cual los encontraron al llegar; que sea un compromiso dejar el bosque en la condición en que están o mejorarlo, si se observa basura hay que retirarla”, añadió.