SISTEMA DE EDUCACIÓN SUPERIOR. UNA IDEA PARA EL FORO–PARTICIPATIVO

Sistema de educación superior

Sistema de educación superior de Tlaxcala. Escuelas normales, universidades tecnológicas, institutos tecnológicos, universidades politécnicas y universidad estatal integran el piso superior de la educación pública de la entidad.

Las leyes determinan la existencia de un Consejo Estatal de Planeación de la Educación Superior (Coepes). Además, un referente legal ordena la creación del Instituto de Ciencia y Tecnología del Estado de Tlaxcala.

Durante los últimos años, el gobierno estatal y el Conacyt han establecido una agenda de innovación centrada en cinco temas: Química, automotriz, textil, sustentable y turismo. Y se promueve la llegada de extensiones de instituciones nacionales (UNAM, IPN, Centros–Conacyt).


Hasta ahora cada una de las instituciones actúa de forma aislada. Diseña sus líneas de investigación y oferta educativa, lo que les lleva a competir por recursos escasos. En los últimos años, éste se liga a relaciones políticas y no a resolución de problemas.

A esa dispersión y competencia se suman las instituciones privadas, debido a que no se les exige los mismos criterios de acreditación que a las públicas, pero se les otorgan registros de validez oficial (RVOE).

La educación superior, en términos de producción de conocimiento y formación profesional, no es un sistema sino una serie de elementos sueltos. Lo que da como resultado áreas sobresaturadas y otras con mínima demanda.

La relación de este “nivel” con el anterior –CBTIS, Cobat, Cecyte, etc.– es nulo. En consecuencia, la orientación profesional se carga hacia profesiones tradicionales. Y conforme avanza el tiempo, se amplían las brechas entre los subsistemas medio superior y superior.

Qué hay que hacer. Muy simple, articular, legal y prácticamente, un sistema de educación superior que oriente y distribuya la demanda y los recursos para la creación y formación con un modelo que dé atención a las necesidades locales y globales que demanda el desarrollo y la realidad tlaxcalteca.