Sindicato 7 de Mayo ha revisado la mitad de 44 convenios laborales en 2018

El secretario general del Sindicato 7 de Mayo, Edgar Tlapale Ramírez informó que por el proceso electoral en curso sólo se ha revisado poco más de la mitad de los 44 convenios laborales con los ayuntamientos, entre ellos los de Apizaco, Acuamanala, Ayometla, Huamantla y Chiautempan.

Entre los que no se han atendido este año están los del ayuntamiento de Tlaxcala y de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio (CAPAM) de la capital.

El dirigente gremial informó que se han pactado incrementos salariales promedio de 11 por ciento en beneficio de alrededor de 2 mil agremiados, junto con los de los tres poderes de gobierno, pues se ha superado el 10.39 por ciento que autorizó la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami), “va bien el tema este año”.


En entrevista, previó que no quedará ningún contrato sin firmar con los ayuntamientos en 2018, pues el primer año siempre es complicado con las administraciones y “ya nos fueron conociendo, ya supieron del trabajo, del compromiso de nuestros compañeros sindicalizados, vamos con un poco de retraso, pero finalmente con más decisión”.

Respecto de los problemas que se tenían con alcaldes por el despido de trabajadores sindicalizados, Tlapale Ramírez dio a conocer que en Ayometla ya fueron reinstaladas dos personas por decisión del Tribunal de Conciliación y Arbitraje (TCA) y los otros cinco están en proceso de que se reincorporen en el transcurso de 2018.

De San Juan Huactzinco, dijo que ya salió la resolución del TCA a favor de siete trabajadores y sólo están en espera de que cause ejecución para solicitar la reinstalación de los agremiados.

Otros ayuntamientos donde ya se han reinstalado dos trabajadores en Tetlanohcan, nueve de 23 en Huamantla y dos en Tlaxco, pero en Chiautempan no ha habido disposición de la autoridad e incluso el contrato del año pasado se firmó a través del emplazamiento a huelga.

Los asuntos de Tepetitla y Texoloc están retrasados en sus resoluciones, pues se han promovido algunas incidencias, pero espera que el TCA avance en su trabajo.

Edgar Tlapale puntualizó que el hecho de que los actuales ayuntamientos sean de un periodo de cuatro años y ocho meses “nos da certeza, porque el tener un patrón un poco más de tiempo permite la continuidad de los acuerdos, ya que tres años son insuficientes y cuatro años y ocho meses son aún insuficientes para un proyecto municipal”.