Exige Comité Estudiantil a SEPE respete matrícula en la Normal Rural

Integrantes del Comité Estudiantil de la Normal Rural Benito Juárez exigieron al titular de la SEPE, Manuel Camacho Higareda, respetar el acuerdo de mantener una matrícula de 342 alumnas en dicho plantel. Foto:Alejandro Ancona/La Jornada de Oriente

Integrantes del Comité Estudiantil de la Normal Rural Benito Juárez exigieron al titular de la Secretaría de Educación Pública del Estado (SEPE), Manuel Camacho Higareda, respetar el acuerdo de mantener una matrícula de 342 alumnas en dicho plantel, pues advirtió que la autoridad busca reducirla a 232.

Lo anterior, abundaron, a través de abrir solo 61 espacios de nuevo ingreso para el ciclo escolar 2017–2018, cuando la capacidad de infraestructura y recursos de esta escuela formadora de docentes en modalidad de internado, ubicada en el municipio de Panotla, es para recibir a alrededor de 110 nuevas estudiantes.

De hecho, informaron que la SEPE pretende solo aceptar menos del 50 por ciento de las aspirantes que realizaron el examen de admisión. “Entregaron alrededor de 140 fichas y solamente dan 61 lugares, pero hay 110 espacios para las compañeras que nos han dicho que quieren ingresar a la normal, es más de la mitad que nos quieren reducir”.


El Comité Estudiantil Ernesto Che Guevara hizo un llamado al titular del sector educativo local para abordar este asunto a la brevedad, pues ante la cercanía del cierre del ciclo escolar 2017–2018 es urgente que se resuelva y no dejar en la incertidumbre a las aspirantes que no alcanzaron un lugar en el plantel.

“No podemos estar a la espera, porque sí hay muchas compañeras que están interesadas en pertenecer a la Normal Rural. Vamos a darle oportunidad de responder a las autoridades la próxima semana”, señalaron, tras referir que podrían iniciar algunas acciones de presión para que sean escuchadas sus demandas.

Lamentaron que hasta el momento no hayan podido reunirse con Camacho Higareda, pues solamente han sido atendidas por la directora de Educación Terminal, Edith Portillo Islas y Alfonso Cortés, responsable de atender a grupos, pero no tienen capacidad de solución a los planteamientos, “este tipo de asuntos se deben tratar con el secretario de Educación”.

Refirieron que de las 61 aspirantes que fueron aceptadas a través del examen de admisión, 30 son originarias de Tlaxcala y el resto de otras partes del país, “se están dejando fuera a 30 aspirantes tlaxcaltecas y a 50 de fuera del estado. Nos dicen que se recorta la matrícula por el recorte a la educación”, señalaron.

La SEPE pretende reducir la matrícula a 232 normalistas

“Es un derecho a la educación y si hay muchas interesadas, entonces, el secretario no debe negarse a esto, porque sí hay compañeras interesadas, si dijéramos que no hay, estamos de acuerdo con que vaya reduciendo la matrícula, pero no es así. La Normal Rural aloja a personas de bajos recursos, por eso peleamos que se acepte a las 110 aspirantes”.

Si bien reconocieron que las aspirantes que no fueron aceptadas fue porque no pasaron el examen de ingreso, pero observaron que durante el curso escolar quedan lugares vacantes por deserción de las alumnas, “y esos pocos espacios se van recorriendo y pueden ser ocupadas por las compañeras foráneas o incluso las locales”.