SENADORA ELECTA DEBE CAMBIAR DE MODO CANDIDATA A GOBERNANTE

Senadora electa

Senadora electa debe cambiar de modo candidata a gobernante. Ya no está en campaña, tiene que cuidar las palabras. La legitimidad democrática ganada en las urnas no consiente un comportamiento soberbio.

La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos (CPEUM) refiere en el artículo 40. “Es voluntad del pueblo mexicano constituirse en una República representativa, democrática, laica y federal, compuesta por Estados libres y soberanos en todo lo concerniente a su régimen interior…”

Cuando la recién electa senadora de la república por Morena declara: “venimos para acabar con la parálisis, para ayudarlo a gobernar nuestro estado”. Y asegura que “la Ciudad de las Artes es insuficiente [para dar cabida a la Secretaría de Cultura]. Pero se hará realidad.”


Está actuando como priista de vieja cepa. Varios políticos(as) que ganaron el 1 de julio prefiguran el regreso de la cultura política del país de un solo partido.

Ante la propuesta de aumentar la matrícula en educación superior. El rector de la UNAM responde: “se trabaja en un plan para analizar cómo aumentar la capacidad en educación superior. Que si bien no podría hacerse de inmediato ”.

El Congreso de la Unión puede legislar y expedir leyes, fijar reglas. La Cámara de Senadores puede analizar, ratificar, autorizar, declarar, resolver. Pero bajo ninguna circunstancia obligar a un “estado libre y soberano” instalar una secretaría.

La clase política no debe olvidar que “la política está hecha de palabras”. En todo sistema político, aun en las dictaduras, “hay discusión”, y mucho más en una democracia que es “un sistema de gobierno mediante la discusión”.

Como apunta Majone: “Estaremos en gran desventaja si olvidando el debate y la argumentación, tratamos de entender la elaboración de política sólo en términos del poder, la influencia y el regateo”.

La actuación de la senadora debe cambiar de modo candidata a gobernante.