En el SDU hay equidad salarial y cero tolerancia al acoso sexual: Vázquez Martínez

En el SDU hay equidad salarial y cero tolerancia al acoso sexual, aseveró el dirigente del Sindicato Diálogo y Unidad (SDU), Eduardo Vázquez Martínez.

El dirigente del Sindicato Diálogo y Unidad (SDU), Eduardo Vázquez Martínez aseveró que la mujer juega un papel decisivo tanto en el hogar como en la empresa, por eso esta organización impulsa el tema de la equidad de género y la igualdad de oportunidades, además de tener cero tolerancia al acoso sexual al interior de las empresas.

Refirió que en el Comité Ejecutivo cuatro de las nueve carteras son ocupadas por personas del género femenino, esto es, el 44.4 por ciento. Al mismo tiempo, dijo que se da atención a las mujeres en el aspecto social, jurídico, de salud, económico y respeto a sus derechos,

A propósito del Día Internacional de la Mujer el 8 de marzo, Vázquez Martínez hizo un recuento del trabajo a favor de las agremiadas y destacó la gestión de un lactario en la empresa Eissmann, donde las mamás cuentan con instalaciones limpias y adecuadas para dar de comer a su bebé en horarios acordados y así no afectar su jornada laboral y su productividad.


En términos salariales, subrayó que es igual la remuneración de un compañero y de una compañera que están en la misma área o hacen el mismo trabajo.

“Garantizamos que el contrato colectivo no permita que haya menor salario para las mujeres. Con eso se rescata la dignidad, el trabajo y la habilidad de nuestras compañeras trabajadoras”.

En el área jurídica del SDU, agregó, tres de cada cuatro personas que solicitan asesoría son mujeres para la regularización de una escritura o de un acta de nacimiento, o bien demandas por pensión alimenticia que realizan las abogadas de este sindicato.

 “En el Sindicato Diálogo y Unidad hay una campaña permanente contra el acoso laboral, especialmente contra la gente que intenta coaccionar o someter mediante su puesto a las compañeras. En el sindicato no lo permitimos y por eso estamos en campaña permanente, cuando se ha detectado un caso de acoso sexual, se ha levantado la voz con energía y cuando se detecta quién es el hombre que ha intentado acosar a una mujer en el tema sexual, se presiona para que se vaya de la empresa, por fortuna solo han sido dos o tres casos, porque tenemos cero tolerancia a ese tipo de acciones”.

El dirigente de esta organización apuntó que el 64 por ciento de los agremiados son mujeres y el 36 por ciento son hombres, lo cual obliga a tener presentes políticas de atención enfocadas a las necesidades de las compañeras.

Eduardo Vázquez apuntó que uno de los éxitos en las empresas de manufactura es que las mujeres son más responsables, hacen el trabajo con más calidad, faltan menos, no llegan tarde y piden permisos con oportunidad, de ahí el lema de que “En la CROC las mujeres son primero”.

Además, las mujeres de este sindicato gestionan apoyos para las agremiadas a través de la firma de convenios para hacerles llegar cemento hasta 30 por ciento más barato en relación con el mercado, tinacos para agua y 40 mil litros de leche de calidad Premium a un precio económico cada dos meses.

Otra actividad es la difusión de tecnologías domésticas para que aprendan a fabricar  diversos productos a un precio más económico. Las mujeres se reúnen por las tardes con sus asesoras que les llevan fórmulas para fabricar cloro, gel y pino, que si tuvieran que comprarlos en un centro comercial pagarían cinco, seis o hasta siete veces más caro de lo que ellas pueden hacer con la asesoría correcta.

En el tema de salud, a través del PREVENIMSS, se realizan estudios a las agremiadas para detectar con oportunidad problemas de cáncer de mama o cérvico–uterino, prevenir la diabetes, la hipertensión y el colesterol, aunado a que se les brinda asesoría sobre la preparación de alimentos saludables en la dieta diaria de la familia.

Eduardo Vázquez resaltó que el 80 por ciento de las personas que participan en la Carrera Caminata “Corriendo por mi Salud” son mujeres.

De manera complementaria, se acercan a las mujeres talleres y conferencias a través de los Centros de Integración Juvenil, para asesorarlas contra la violencia intrafamiliar y que tengan presente que pueden ser atendidas por psicólogas y abogadas para encontrar una nueva forma de vida a través del respeto a sus derechos y dignidad.