Romina lamenta la falta de empleos en el país

El bazar de Romina permanece abierto de las 10 a 16 o 17 horas, donde las personas pueden encontrar ropa, zapatos, electrodomésticos, artículos navideños, un poco de joyería, peluches, accesorios para el cabello, trastes, material para la escuela, cortinas, manteles, esferas, abrigos y chamarras
El bazar de Romina permanece abierto de las 10 a 16 o 17 horas, donde las personas pueden encontrar ropa, zapatos, electrodomésticos, artículos navideños, un poco de joyería, peluches, accesorios para el cabello, trastes, material para la escuela, cortinas, manteles, esferas, abrigos y chamarras

Con la idea de obtener ingresos, Romina y sus cuñadas decidieron hace tres meses instalar un bazar de ropa y artículos de segunda mano en la colonia Loma Xicohténcatl de la ciudad capital, y con lo cual también buscan desprenderse de cosas que ya no les son de utilidad.

Aunque la joven de 29 años de edad y madre de dos hijas, reflexiona y observa que la causa principal de esta iniciativa es que tanto ella como sus familiares políticas están desempleadas y con el bazar pretenden ayudar con algunos ingresos a la manutención de sus hogares.

En entrevista con La Jornada de Oriente, Romina Torres Robles critica que tanto a nivel federal como en el ámbito local las autoridades actuales hayan prometido muchas cosas, entre ellas la generación de empleos, pero que a la fecha no están cumpliendo con estos propósitos en agravio de la población.


“He aquí –dice señalando el puesto instalado en la calle 17 de la colonia Loma Xicohténcatl– una de las tantas pruebas del desempleo”.

Romina es egresada de la Licenciatura en Ciencias Políticas de la Universidad Autónoma de Tlaxcala (UAT) y refiere que no ha encontrado empleo porque a los lugares donde ha acudido a solicitarlo le piden años de experiencia laboral, con los que no cuenta.

“Veo la situación del país y del estado crítica, y creo que cada día nos va a ir peor. Cada vez nos van a pedir más años de experiencia para encontrar un trabajo; es mentira que (el presidente Enrique) Peña Nieto va a levantar la pobreza de México, al contrario, creo que lo está empobreciendo más”.

“Aquí también –se refiere a la entidad– prometieron muchas cosas y mire: he aquí una de tantas pruebas del desempleo, porque aún teniendo la educación secundaria o de bachillerato, siempre ponen trabas como la experiencia, recomendaciones, no sé, siento que son muchas trabas, porque hay gente de la tercera edad que está apta para trabajar y no la contratan”.

Desencantada con las autoridades, la joven prefiere ya no hacer un exhorto para que cumplan con sus promesas.

“Lo más choteado que decimos es que las autoridades cumplan con su trabajo, pero los resultados deberían verse en la calle, tal vez ellas digan por escrito que sí cumplieron, pero lo que vemos en la realidad, en la calle, afuera, es totalmente distinto, podríamos decir que realmente se haga conciencia de que se necesitan las cosas. Sí, bueno, tienen oportunidad de enriquecerse ellos mismos, pero también que dejen algo para la población”.

Respecto del bazar de ropa, Romina comenta que es el primer año que lo instalan, porque es de artículos de temporada, aunque también venden aparatos electrodomésticos. “Quiero aclarar que toda la ropa que vendemos es de origen mexicano, no tenemos nada del extranjero. Los electrodoméstico están en buenas condiciones, sí son de uso, pero no están muy gastados”.

“No llevamos ni un año, sobre todo porque estamos desempleadas, por eso decidimos abrir este bazar para tener un ingreso, pues no tenemos un salario fijo y aquí, pues estamos en el propio domicilio. No abrimos todos los días, sino terceado, los miércoles sí para aprovechar el tianguis que se instala en la colonia Loma Xicohténcatl, dos calles arriba de donde se encuentra el bazar. Los fines de semana los dedicamos al hogar”.

–¿Además de usted, quién más participa en este bazar?

–Mis cuñadas, se trata más bien es un negocio familiar, está la familia que colabora con cosas que a lo mejor ya no les sirve, pero tal vez a otras personas sí.

“Es una alternativa de ingresos y a la vez se van deshaciendo de cosas que tal vez ya no utilicemos, no queremos ser acumuladoras de tantos artículos que a lo mejor nosotros ya no necesitamos, pero existen otras personas que sí lo requieren y aquí los pueden encontrar”.

En este bazar que permanece abierto de las 10 a 16 o 17 horas, las personas pueden encontrar ropa, zapatos, electrodomésticos, artículos navideños, un poco de joyería, peluches, accesorios para el cabello, trastes, material para la escuela, cortinas, manteles, esferas, abrigos y chamarras.

“Lo más caro que tenemos son los artículos electrodomésticos, pero de ahí tenemos ropa desde 20 hasta 30 pesos, tenemos abrigos y trajes de 100 o 150 pesos, pero están en buenas condiciones y creo que es algo justo, porque es un traje sastre completo y no se ve tan desgastado”.

–¿Cuál ha sido la respuesta que han tenido?

–Más o menos, no nos ayuda mucho la ubicación, porque por aquí no transita mucha gente, la actividad del mercado está más sobre la calle 6. Hemos puesto anuncios en las esquinas, pero tal vez por tiempo no vienen.

Señala que por temporada, lo que más han vendido son los artículos navideños para el hogar.

Respecto del aumento que autorizó el gobierno de Mariano González Zarur a la tarifa del servicio de transporte público, cuestionó esta decisión, pues afecta la economía de las familias.

“Creo que el gobernador copia o imita lo que están haciendo en la ciudad de México, donde también van a aumentar el costo del pasaje del Metro, a qué estamos jugando, seamos honestos, en Tlaxcala el comercio no es muy grande, no podemos compararlo ni siquiera con Puebla”.

“Supuestamente el argumento para la autorización del aumento es que está incrementado el litro de gasolina, pero todos necesitamos de todo, cómo aumentan el transporte, los alimentos, los artículos básicos y no los salarios”.




Leave a Reply

Your email address will not be published.