Trámites burocráticos retrasan el inicio de obras insignia del gobierno de Mena

Trámites burocráticos retrasan el inicio de obras insignia del gobierno de Mena, reconoció el titular de la Secretaría de Obras Públicas, Desarrollo Urbano y Vivienda (Secoduvi), Francisco Javier Romero Ahuactzi. Foto:Alejandro Ancona/La Jornada de Oriente

Los trámites burocráticos federales han incidido en que la construcción del nuevo Hospital General de Tlaxcala, la modernización de la carretera Tlaxcala–Apizaco y la ampliación del estadio Tlahuicole no hayan iniciado.

Incluso, la ejecución de las primeras acciones de construcción podría retrasarse hasta dos meses más y la conclusión de algunas, como la ampliación del estadio de fútbol podría darse hasta finales de diciembre de 2018, reconoció el titular de la Secretaría de Obras Públicas, Desarrollo Urbano y Vivienda (Secoduvi), Francisco Javier Romero Ahuactzi.

En entrevista, el funcionario sostuvo que el trámite de los permisos de impacto ambiental de estas tres obras es lo que ha afectado los trabajos, aunque aseguró que una vez que cuenten con los mismos, empezarán con las referidas edificaciones.


“Estamos en un proceso de atención de permisos, por ejemplo con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) tenemos que hacer la manifestación de práctica ambiental, con Ecología igual en el caso del estadio y el hospital, entonces estamos en ese proceso y una vez que tengamos todo listo, estaremos listos para licitar y continuar con la construcción. Lo que pasa es que Semarnat tiene 60 días hábiles para entregar los permisos, estamos apretando para que sea antes de esos 60 días y muy atentos a cualquier situación para corregir en su oportunidad y aclarar cualquier punto”.

El funcionario estatal estimó que en un mes más la Secoduvi estará lista para licitar la obra del estadio Tlahuicole y todos los proyectos que se anunciaron por parte del gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez, “si las cosas salen bien”.

Romero Ahuactzi explicó que mientras se obtienen los permisos ambientales para iniciar los trabajos de estos tres proyectos importantes que anunció el mandatario tlaxcalteca a finales del año pasado, ya se ha iniciado la elaboración de los expedientes técnicos que servirán para “avanzar” en dichas obras.

“Es parte del proceso, debemos tener el proyecto y no podemos hacer algo sin antes tener el proyecto y si lo tenemos, seguimos con la siguiente etapa que es el manejo de impacto ambiental y esto no se hace aquí, hay proyectos que se hacen aquí en el estado y es muy rápido y en el caso del complejo vial es un proyecto que lo hace la Federación, entonces eso es lo que afecta un poco más. Estamos preparando los expedientes técnicos, es decir, no esperamos a que tengamos los permisos porque cuando tengamos los permisos ya estamos preparados con los expedientes y lanzamos la licitación de inmediato, estamos trabajando a la par para ahorrar tiempos y estamos hablando de los tres proyectos grandes”, apuntó.

Por esta situación, el secretario de Obras refirió que la ampliación del estadio Tlahuicole podría quedar lista hasta el mes de diciembre de este año, a pesar de que en agosto próximo iniciará la nueva temporada del fútbol profesional mexicano. Sin embargo, sostuvo que no existen fechas fatales, si bien el equipo de fútbol Coyotes requiere del inmueble para jugar en la Liga de Ascenso.

“Tiene que estar listo este año, lo que pasa es que hay mucha confusión en ese aspecto (fecha límite para cumplir los requisitos a fin de acceder a una nueva categoría de fútbol), tantas noticias que salen que de repente nos confunden y nosotros hemos estado atentos con todo eso, no hay un tiempo, por así decirlo, fatal, sino que haya cumplimiento de las acciones y eso lo va valorando la Federación (Mexicana de Fútbol). Que no quede en dicho sino que sea una realidad y eso lo hemos estado cumpliendo satisfactoriamente. Lo vamos a terminar completamente, estamos hablando de un proceso de construcción de siete meses aproximadamente”.

En cuanto al nuevo Hospital General de Tlaxcala, el funcionario estimó que los trabajos estén concluidos hasta marzo del próximo año y para lo cual se contempla una inversión de 200 millones de pesos.

“Estamos en las mismas condiciones, pero aún así estamos previendo que lo hagamos en 10 u 11 meses, el hospital es otro tipo de circunstancia, pero más o menos estamos hablando del mismo tiempo, espero que la primera etapa, que es la consulta externa, la tengamos a finales de año, que es una inversión de 200 millones de pesos”.

Abundó que uno de los proyectos más complejos y ambiciosos que ya espera emprender, una vez saldados los trámites legales, es la modernización de la carretera Tlaxcala–Apizaco, pues debido al elevado número de accidentes automovilísticos, los trabajos iniciarán en la zona conocida como El Molinito, por lo que la primera etapa podría quedar concluida en el primer semestre de 2019.

“Es un proyecto ambicioso que va por etapas, en la primera vamos hacer el entronque y a corregir los puentes que están en El Molinito, a que tenga su vuelta izquierda a que tengan sus puentes para que no tengamos un puente a desnivel. Será prácticamente en tres niveles, entonces es un procedimiento largo y complejo por la circulación tan tremenda que tenemos de vehículos, pero eso nos va a permitir corregir tantos accidentes que tenemos. Vale la pena la inversión y la paciencia que vamos a pedir a la ciudadanía en general para que tengan calma y hagamos bien los trabajos”, concluyó.