El reto del sector agroalimentario es cerrar la brecha entre pequeños y grandes productores: CNA

Bosco de la Vega, presidente del Consejo Nacional Agropecuario, señaló que la única forma de fortalecer la economía es mediante el combate efectivo de la pobreza, la creación de empleos y la financiación a micros y medianas empresas. Foto:Alejandro Ancona/La Jornada de Oriente

El gran reto en el sector agroalimentario del país “es cerrar la brecha entre pequeños y medianos productores, y a su vez entre los grandes y los súper grandes”, puntualizó Bosco de la Vega, presidente del Consejo Nacional Agropecuario (CNA), durante la firma del convenio para la puesta en marcha del programa piloto “Orgullo Pecuario”,  el cual inició formalmente en el estado de Tlaxcala y se extenderá hacia otros, con la participación de la iniciativa privada y el gobierno federal.

En este evento, efectuado en el Centro Nacional de Innovación en Agricultura del Altiplano y Especies Menores de la Fundación Produce (ubicadas en Ixtacuixtla), señaló que la única forma de fortalecer la economía, es mediante el combate efectivo de la pobreza, la creación de empleos y la financiación a micros y medianas empresas, para generar una sinergia que vigorice las cadenas de valor.

El titular de la CNA, realzó que es fundamental una distribución más equitativa del ingreso y propiciar oportunidades para todos. Expuso que si bien es cierto que el país atraviesa “la peor crisis política de los tiempos modernos, (ya que) presenta grandes retos y oportunidades”, en el caso del sector agroalimentario “es hablar de buenas noticias”.


Añadió que ha crecido más del doble, respecto de la propia economía, con más y mejores empleos, además de que ha batido récord en exportaciones, por lo que se ha convertido en la primera fuente de divisas después de la electrónica y la automotriz, y “es más importante después de los temas de remesas y petróleo; con valor de 30 mil millones de dólares y por tercer año consecutivo tiene un superávit de cinco mil millones de dólares”.

Se ha convertido en un sector estratégico… pero también hay que reconocer que hay mucho por hacer” y admitir que tiene contrastes, por un lado hay productores con acceso a financiamiento, tecnología, esquemas de comercialización y a ser parte de una cadena productiva que los hace más competitivos, señaló el funcionario de la CNA.

Y  -subrayó- por otro lado, tenemos un gran reto que es el de cerrar la brecha entre pequeños y medianos productores, y a su vez, entre los grandes y los súper grandes. Con este contexto enfatizó que la idea es que a través de programas como el de “Orgullo Pecuario”, se desarrollen cadenas productivas.

Jorge Martínez Carrillo, presidente de Neovia México, empresa que aportará herramientas e innovación tecnológica en este programa, precisó que durante este año invertirá en Tlaxcala  dos millones de pesos y precisó que para el primer grupo piloto la cifra es de 750 mil pesos, en apoyo a 40 beneficiarios, entre ellos pequeños productores y paisanos repatriados de otros países o que retornaron voluntariamente.

Esto incluye la entrega de hasta cinco lechones, alimento para un tiempo de cinco meses, y la planeación, capacitación técnica y administrativa. Esta firma formará a los productores en materia de manejo animal, nutrición y bioseguridad.

Neovia cuenta con instalaciones en el estado y en los últimos cinco años ha invertido 50 millones de pesos. Martínez Carrillo refirió que la entidad fue elegida por su infraestructura, condiciones climáticas y tradición ganadera.

Anotó que la producción de carne porcina representa una gran oportunidad para pequeños productores, pues aún es necesario importar para satisfacer la necesidad de consumo.

En tanto, Francisco José Gurría Treviño, coordinador de Ganadería de la Secretaría de Fomento Agropecuario (Sefoa), señaló que otro paso es el de encontrar un canal de comercialización en apoyo a estos 40 beneficiarios de “Orgullo Pecuario”, programa que fomenta la producción pecuaria a través de capacitación para mejorar la productividad y generar autoempleo.

El convenio también fue signado por Dalia Gabriela García Acoltzi, directora general de Protección al Migrante y Vinculación del Instituto Nacional de Migración (INM), así como por José Luis Ramírez Conde, secretario de Fomento Agropecuario en Tlaxcala.