Retiró Secte de circulación a 308 unidades irregulares de transporte público de pasajeros

Con el objetivo de salvaguardar la integridad física de la ciudadanía tlaxcalteca y dar cumplimiento al respeto irrestricto a la ley, a la fecha el gobierno del estado retiró de circulación a un total de 308 unidades de transporte público de pasajeros que operaban de manera ilegal en diferentes modalidades.

Así, de forma frontal, la presente administración erradica esta práctica ilegal, mediante acciones coordinadas entre las secretarías de Comunicaciones y Transportes del Estado (Secte), de Gobierno (Segob) y de Seguridad Pública del Estado (SSPE), además de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE).

La Secte detalló que de las 308 unidades irregulares, 125 corresponden a mototaxis que circulaban en los municipios de Nopalucan y Papalotla, principalmente; 40 mototaxis más que recientemente fueron entregados por pobladores de Papalotla al gobierno del estado; 113 unidades conocidas como “piratas” y  30 bicitaxis que prestaban el servicio en Cuapiaxtla y El Carmen Tequexquitla.


Estas acciones realizadas en lo que va de la presente administración se efectuaron con el apoyo interinstitucional apegados en todo momento al Estado de derecho por el que se rige el actual gobierno, con el propósito de salvaguardar la integridad física de la ciudadanía tlaxcalteca y dar cumplimiento al irrestricto respeto a la ley.

El Código Penal del estado, en su artículo 132–Bis, a la letra dice: “al propietario de un vehículo o al que por cualquier medio ayude, instigue, permita u ordene la prestación del servicio público de transporte sin contar con la autorización, concesión o permiso correspondiente, otorgado por la autoridad competente, se le impondrá una pena de prisión de tres años y multa de 100 a 150 días de salario”.

Al efectuarse la supervisión por parte del personal de esta secretaría, se sorprendieron en flagrancia las unidades irregulares y se han puesto a disposición de la Procuraduría General de Justicia del Estado para que determine la situación legal que corresponda.

De esta forma, el gobierno del estado ratifica su compromiso de velar por la integridad física de los usuarios, por lo que la Secte mantiene de manera permanente la supervisión y vigilancia al transporte público de pasajeros en todo el territorio estatal.