Reprueba la Comisión de Finanzas la cuenta pública del IET del ejercicio fiscal de 2012

Por incurrir en diversas irregularidades administrativas, como pago de bonos y compensaciones a consejeros, desaparición de equipo, sobregiro en algunas partidas y daño patrimonial, todo ello por un monto superior a 5.2 millones de pesos, el pleno de la Comisión de Finanzas y Fiscalización determinó reprobar la cuenta pública de los primeros 11 meses del año 2012 del Instituto Electoral de Tlaxcala (IET).

Incluso, los diputados de esta comisión legislativa propusieron la emisión de un mandato para que los ex consejeros responsables de ese quebranto, Salvador Cuauhtencos Amieva, presidente en el anterior Consejo General del IET, así como Toribio Moreno Carpinteyro, Carlos Mora García, Adrián Pérez Quechol, Óscar Lobatón Corona, Javier Conde Méndez y José Conrado Delgado Teloxa reintegren a las arcas del instituto recursos por un millón 48 mil pesos. Ello, independientemente de los procesos penales que deriven de estas acciones ilegales que afectó el patrimonio de dicho órgano ciudadano de Tlaxcala.

Este miércoles, el pleno de la Comisión de Finanzas del Congreso validó el dictamen de la cuenta pública emitido por el Órgano de Fiscalización Superior (OFS) del IET, en el que detectó serias irregularidades como posible daño patrimonial.


El resolutivo aprobado por unanimidad de votos de los legisladores establece que “no se puede concluir que el IET utilizó razonablemente sus recursos con los datos que se presentan en el informe, ya que el estado de posición financiera que se incluye representa un déficit por un millón 944 mil 351.28 pesos; asimismo, presenta cuentas por cobrar que se integran por deudores diversos, pagos anticipados y depósitos en garantía que en total suman 490 mil 80.35 pesos.

Aunado a ello, en el proceso de revisión se detectó un daño patrimonial o desviación de recursos públicos por un millón 48 mil 458.31 pesos, pues de ese monto 490 mil 80.35 pesos corresponden a gastos por comprobar y préstamos personales a consejeros y a personal del IET que no fueron comprobado ni recuperados en su momento.

Además, en este rubro existe un daño patrimonial por 308 mil 309.13 pesos, ya que hay “falta de bienes muebles por los cuales se interpusieron las denuncias penales por robo o extravío de diversos bienes a valor de registro, más costo a precio de mercado”, se establece.

Otro de los excesos detectados en las arcas del IET es una erogación por 216 mil 316.37 pesos por pago de compensaciones extraordinarias a consejeros electorales y a personal del instituto que participaron en la organización del primer Parlamento Juvenil, sin autorización del Consejo General.

En el informe del OFS también se observó como daño patrimonial el gasto por 14 mil 917. 20 pesos que hizo el IET para un curso al contralor interno en Mérida, Yucatán, y otros pagos de compensaciones extraordinarias al contralor por 18 mil 835.26 pesos.

En cuanto al déficit  por un millón 944 mil 351.28 pesos, la Comisión de Finanzas argumentó que “se presentaron sobregiros presupuestales en partidas que no contaban con recursos autorizados; se presenta el registro de inventarios de bienes muebles sin cuantificar, por lo que no se tiene certeza que los saldos estén debidamente conciliados… por lo que hace al ejercicio y destino de los recursos se detectó que se efectuaron diversos gastos improcedentes y con observaciones” que generaron esta afectación a las arcas del IET.

Por el monto que representa, otra de las principales irregularidades detectadas por los diputados y el OFS en el gasto del Instituto Electoral de Tlaxcala es un daño por un millón 793 mil 17.14 pesos, ya que en la integración y variación del patrimonio se realiza una disminución de “edificios” por esa cantidad, pero “sin presentar documentación que justifique el movimiento”.

Es de recordar que por la inexistencia de algunos bienes y otras irregularidades, la contralora del IET, Yadira Nava Robles presentó una denuncia penal ante la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) el pasado 25 de febrero, la cual quedó asentada en el acta circunstanciada 807/2013/Tlax–2. La denuncia ya fue ratificada.

La denuncia se presentó por el presunto delito de peculado y los que resulten, en contra de Salvador Cuauhtencos Amieva, Toribio Moreno Carpinteyro, Carlos Mora García, Adrián Pérez Quechol, Óscar Lobatón Corona, Javier Conde Méndez y José Conrado Delgado Teloxa.

A esta denuncia se suma otra que realizó el ex presidente del IET, Salvador Cuauhtencos , horas antes de dejar el cargo, por el presunto delito de robo del que ha-brían sido objeto él y el resto de los ahora ex consejeros en las propias instalaciones del instituto.

El dictamen de no aprobación de la cuenta pública del IET fue remitido por la Comisión de Finanzas y Fiscalización a la Junta de Coordinación y Concertación Política (JCCP) del Congreso, con la finalidad de que sea incluida en el orden del día de las próximas sesiones para su dictamen correspondiente por el pleno de la LX Legislatura.

Respecto a la cuenta pública del mes de diciembre de 2012, que ya correspondió su administración a la actual presidente del IET, Eunice Orta Guillén, los diputados decidieron aprobar su gasto, a pesar de que tiene observaciones por alrededor de 5 mil pesos en el uso y destino del dinero que manejo en esos 31 días.

Por otra parte, en la sesión, el titular del OFS, Luciano Crispín Corona Gutiérrez dio a conocer que existen graves irregularidades en la construcción de casas que hizo en 2012 el Instituto Inmobiliario de Desarrollo Urbano y Vivienda de Tlaxcala (Induvit), por lo que analizan solicitar a las empresas constructoras paguen las afectaciones.




Leave a Reply

Your email address will not be published.