Reprobó Congreso las cuentas públicas de cinco municipios del ejercicio fiscal de 2017

En sesión extraordinaria de este martes, el pleno del Congreso dictaminó las cuentas públicas de municipios, organismos de la administración pública estatal, organismos autónomos y comisiones de agua potable

Por incurrir en irregularidades administrativas que van desde pagos improcedentes, faltante de recursos y préstamos personales, entre otros, por más de 41 millones 78 mil 217 pesos, el pleno del Congreso del estado reprobó las cuentas públicas de los municipios de Huamantla, Hueyotlipan, Ixtacuixtla, Santa Cruz Quilehtla y Santa Apolonia Teacalco correspondientes al ejercicio fiscal de 2017.

En sesión extraordinaria de este martes, el pleno determinó también aprobar las cuentas públicas de otros municipios, de organismos de la administración pública estatal, organismos autónomos y comisiones de agua potable de diversas Comunas, todas del año pasado.

En el caso de los municipios, el de Huamantla, encabezado por el priista Jorge Sánchez Jasso, el Órgano de Fiscalización Superior (OFS) detectó una serie de irregularidades por un monto de 12 millones 910 mil 687.73 pesos, que representan el 14.61 por ciento del presupuesto devengado al 31 de diciembre del 2017, que fue de 88 millones 429 mil 368.07, pesos.


Además, de acuerdo con el resolutivo realizado por la Comisión de Finanzas y Fiscalización del Congreso local y aprobado por mayoría de votos, se establece que ese monto “no incluye” otros fondos, por lo que las observaciones pudieran ser superiores.

Entre las irregularidades detectadas se encuentran faltante de efectivo, pagos improcedentes, falta de documentación comprobatoria, deudores diversos, entre ellos funcionarios municipales que no han comprobado gastos, falta de recuperación de anticipos, omisión del entero del Impuesto sobre la Renta (ISR), pagos por pensión alimenticia y al Sindicato 7 de Mayo, ingresos por recuperar a corto plazo, conceptos de obra pagados no ejecutados, volúmenes pagados en exceso, vicios ocultos y falta de documentación técnica justificativa, “lo que genera la presunción fundada de desvío de recursos públicos en agravio del patrimonio y hacienda pública del municipio de Huamantla, situación que afectó gravemente sus finanzas y que redundó en una deficiente prestación de los servicios públicos que constitucionalmente tiene encomendado”.

Aspectos similares fueron los detectados en la cuenta pública de Ixtacuixtla con un presunto daño patrimonial por 13 millones 938 mil 695.23 pesos, que son 14.2 por ciento respecto del presupuesto devengado al 31 de diciembre del 2017, que fue de  98 millones 159 mil 825.63 pesos.

También en Santa Cruz Quilehtla se detectaron irregularidades por 9 millones 286 mil 201.87 pesos, que son 17.7 por ciento de su gasto total que fue por el orden de 52 millones 464 mil 417.38 pesos el año pasado.

En el mismo tenor procedió el pleno del Congreso en contra del municipio de Santa Apolonia Teacalco, al que le encontraron irregularidades por un millón 766 mil 276.91 pesos, que representan el 7.6 por ciento de los 23 millones 240 mil 485.74 pesos que ejerció en el año 2017 y en Hueyotlipan se detectó un presunto daño patrimonial por 3 millones 167 mil 512.84 pesos que es 5.4 por ciento de los 58 millones 657mil 645.36 pesos que tuvo como gasto.

En todos estos casos, el pleno del Congreso local ordenó a la auditora superior del OFS, María Isabel Maldonado Textle, formular, “de manera inmediata”, la denuncia de hechos ante las instancias competentes para que “en el ámbito de su competencia conozcan y resuelvan sobre la posible responsabilidad penal en la que hayan incurrido los servidores públicos” de esas demarcaciones.

Respecto de las cuentas públicas aprobadas, los diputados avalaron la forma en que gastaron y comprobaron los gastos en el Consejo Estatal de Población (Coespo), la Coordinación de Servicio Social de Estudiantes de Educación Superior (Cossies), Fondo Macro para el Desarrollo Integral de Tlaxcala (Fomtlax), los institutos Tecnológico Superior de Tlaxco (ITST) y Tlaxcalteca de la Cultura (ITC); Organismo Público Descentralizado Salud de Tlaxcala y Patronato Centro de Rehabilitación Integral y Escuela en Terapia Física y Rehabilitación (CRI).

Además, los integrantes de la LXII Legislatura local aprobaron la cuenta pública correspondiente al ejercicio fiscal de 2017 de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), que preside Víctor Manuel Cid del Prado Pineda.

El mismo resultado fue el emitido por la Comisión de Finanzas y Fiscalización del Congreso local correspondiente a los municipios de Amaxac de Guerrero, Apetatitlán, Benito Juárez, Chiautempan, El Carmen Tequexquitla, Españita, Mazatecochco, Papalotla, San Lorenzo Axocomanitla, Tlaxco y Xaltocan.

En todos los casos, se advierte en el fallo que si bien “el gasto público se ajustó a los parámetros” de las leyes aplicables, ello no exime de las responsabilidades de los funcionarios respecto de las observaciones pendientes de solventar, por lo que el OFS podría iniciar los procesos resarcitorios.

En la misma sesión, los diputados avalaron el dictamen de la cuenta pública correspondiente a las comisiones de Agua Potable y Alcantarillado de los municipios de Tlaxcala, Chiautempan, Huamantla, Zacatelco y Apizaco del ejercicio fiscal 2017.