Reprobó Congreso cuentas de Contla, Zacatelco, Apetatitlán e Icatlax

El pleno del Congreso local reprobó cuatro cuentas públicas este jueves por probable quebranto económico por más de 34 millones de pesos. Foto:Alejandro Ancona/La Jornada de Oriente

Por un presunto quebranto e irregularidades administrativas por más de 34 millones de pesos, el pleno del Congreso del estado reprobó las cuentas públicas del último trimestre de 2016 de los municipios de Contla de Juan Cuamatzi, Apetatitlán de Antonio Carvajal y Zacatelco, así como del Instituto de Capacitación para el Trabajo del Estado de Tlaxcala (Icatlax).

Con esta resolución, los legisladores sumaron 28 estados financieros de ex autoridades municipales que reprobaron en el manejo de sus arcas en el último trimestre del año 2016, por lo que deberán enfrentar las denuncias penales correspondientes.

Además, en la misma plenaria, los diputados avalaron los estados financieros de los colegios de Bachilleres de Tlaxcala (Cobat) y de Estudios Científicos y Tecnológicos del Estado de Tlaxcala (Cecyte), Instituto Tlaxcalteca de la Infraestructura Física Educativa (ITIFE), OPD. Salud de Tlaxcala, OPD Régimen Estatal de Protección Social en Salud en Tlaxcala, Pensiones Civiles del Estado de Tlaxcala (PCET), Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), Unidad de Servicios Educativos del Estado de Tlaxcala (USET), Universidad Politécnica de Tlaxcala (UPTx), Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), Instituto Tlaxcalteca de Elecciones (ITE), Tribunal de Conciliación y Arbitraje (TCA) y Tribunal Electoral de Tlaxcala (TET).


En la sesión ordinaria de este jueves, la cual inició con casi tres horas de retraso y en tres ocasiones se interrumpió por la declaratoria de recesos, los diputados no validaron el dictamen de cuenta pública del municipio de Zacatelco del último trimestre de la administración del panista Francisco Román Sánchez.

A pesar de que existen observaciones por 6 millones 723 mil 944.09, el dictamen establecía que aprobaban la cuenta pública, con la salvedad de que tendría 30 días para solventar los señalamientos, situación que criticó la priista Eréndira Cova Brindis, quien pidió no validar la resolución.

A esta expresión se sumó la perredista Floria María Hernández Hernández, quien consideró que el proceso de fiscalización de las cuentas públicas tuvo vicios, ya que “parece que quienes tienen padrinos pasarán su cuentas… hay anomalías y no hay piso parejo en este caso”.

Por ello, al votar el dictamen hubo un empate de ocho sufragios a favor y ocho en contra, pues los panistas Guadalupe Sánchez, Juan Carlos Sánchez y Carlos Morales; el priista Ignacio Ramírez, los socialistas Delfino Suárez y Agustín Nava, la ecologista Aitzury Sandoval y el aliancista Héctor Ortiz votaron a favor de soslayar ese daño patrimonial; mientras que los perredistas Floria María Hernández, Adrián Xochitemo, César Cuatecontzi, Nahúm Atonal y Alberto Amaro, así como los priistas Eréndira Cova y Arnulfo Arévalo y el de Morena, Humberto Tecuapacho, votaron en contra. Al haber un empate, de acuerdo con el reglamento interior, el presidente de la mesa directiva, Arnulfo Arévalo Lara ejerció el voto de calidad para rechazar el dictamen y aunque no hizo la respectiva declaratoria, el resolutivo adoptado es la reprobación de dichos estados financieros.

Por omisiones reprobó el Legislativo a tres Comunas

Antes, los diputados reprobaron la cuenta pública de Contla de Juan Cuamatzi, del panista Filemón Acoltzi Nava, del último trimestre de 2016, porque incurrió en presuntas irregularidades con probable daño patrimonial por 21 millones 272 mil 255.57 pesos.

El principal monto de la observación es por 16 millones 166 mil 242.35 pesos, debido a que el munícipe dejó de presentar “la cuenta pública de octubre, noviembre y diciembre de 2016 (y) no entregó la documentación comprobatoria y justificativa de su destino”.

Aunado a ese monto, los diputados determinaron que las autoridades municipales de la administración 2014–2016 deberán reintegrar la cantidad de 5 millones 106 13.22 pesos por el incumplimiento en “el pago del crédito fiscal No. 500–63–00–05–01–2016–1491 de fecha 24 de febrero de 2016 emitido por el Sistema de Administración Tributaria (SAT)”, el cual dejaron de cubrir por obligaciones y diversos pagos.

La misma suerte tuvo la administración que encabezó el panista Valentín Gutiérrez Hernández en Apetatitlán, pues a decir de los diputados, éste incurrió en irregularidades con probable daño patrimonial por 3 millones 858 mil 915.82 pesos.

Las omisiones e irregularidades detectadas en esos estados financieros en el rubro de proveedores de bienes y servicios son por 62 mil 965.63 pesos, además de retenciones y contribuciones por pagar de un millón 605 mil 215.05 pesos y otros documentos por pagar a corto plazo por 597 mil 136.99 pesos, incumpliendo lo establecido por los artículos 2, 17 y 33 de la Ley General de Contabilidad Gubernamental, entre otros ordenamientos.

Reprobó estados financieros de Icatlax

En el caso del Icatlax, los diputados consideraron que no fueron solventadas las observaciones “y constituyen un probable daño patrimonial por un importe de 3 millones 32 mil 270.35 pesos, que representan el 12.7 por ciento respecto del importe devengado del 1 de enero al 31 de diciembre de 2016, que fue de 23 millones 943 mil 297.60 pesos”.

En los tres casos, los diputados instruyeron a la titular del Órgano de Fiscalización Superior (OFS), Isabel Maldonado Textle, formular “de manera inmediata la denuncia de hechos ante las instancias competentes para que en el ámbito de su competencia conozcan y resuelvan sobre la posible responsabilidad penal en la que hayan incurrido los servidores públicos” de los tres municipios y del Icatlax.

De paso, ordenaron iniciar los procedimientos de responsabilidad indemnizatoria de conformidad con lo dispuesto en la Ley de Fiscalización Superior del Estado de Tlaxcala y sus Municipios y demás ordenamientos, “tomando como base las observaciones de daño patrimonial que no fueron solventadas”.

En tanto, sí aprobaron la cuenta pública de Nanacamilpa de la panista Lilia Caritina Olvera Coronel, con lo cual el Congreso local concluyó el proceso de dictaminación de estados financieros de 2016.