Réplicas del sismo del 19 de septiembre

A semana y media del sismo del pasado 19 de septiembre, aún continúan resintiéndose sus consecuencias y no me refiero precisamente a las réplicas que se han sucedido en este periodo, sino a la serie de inconformidades protagonizadas por los padres de familia que exigen a las autoridades seguridad para sus hijos en los planteles.

De acuerdo con la SEPE, hasta el pasado miércoles solo 285 planteles presentaban daños ocasionados por el movimiento telúrico que pueden ser considerados para recibir apoyo del Fonden para su remodelación y de esa cantidad, solo dos requieren ser reconstruidos en algunos espacios, pues ya es imposible reparar su infraestructura.

Cada día surgen las manifestaciones de tutores para denunciar afectaciones que no fueron detectadas por las cuadrillas de peritos coordinadas por el ITIFE y que consideran sí ponen en riesgo la integridad de sus hijos y del personal que labora en esos planteles; aunque el titular de la SEPE asegure que esas expresiones son mínimas en comparación con el número de instituciones que ya se encuentran en funciones.


Lo cierto es que nunca está de más que se agoten todos los mecanismos para garantizar la seguridad de la comunidad escolar y de ahí lo justo de la exigencia de los padres de familia. A lo que el responsable de la política educativa de la entidad afirma coincidir y por ello aseguró que se harán las revisiones que sean necesarias hasta que los tutores tengan la certidumbre de la inexistencia de riesgos.

Quizá la desconfianza de los paterfamilias esté en los criterios diversos que tienen las direcciones municipales de Protección Civil y el ITIFE para medir si una estructura registra daños irreversibles y si un plantel puede ser utilizado o no.

Este fue el caso de la escuela primaria Miguel Hidalgo del municipio de La Magdalena Tlaltelulco, donde un dictamen de 2012 del ITIFE recomendó la demolición de un edificio del plantel, pero ignorando dicho diagnóstico, la Dirección de Protección Civil aseguró que las instalaciones podían ser utilizadas “tomando las precauciones necesarias”.

En este contexto, las autoridades confían que a partir del próximo lunes ya se normalicen las actividades académicas en el subsistema educativo estatal.