Repaso rápido al Feratum

El Feratum es uno de los festivales de terror que actualmente campean por el gusto de los fans alrededor del país. José Mujica Marins, Xe Do Caixao, comentó en el marco del festival que “cuando un país va mal, el cine de terror va bien”. Lo cual no es extraño en nuestro país, que mientras se llena de cadáveres, reformas poco populares y destrozos ecológicos, los festivales de género comienzan a cundir, no así una producción cinematográfica que iguale a la de otros países.

Actualmente contamos con varios, a saber: Macabro, el primero y el más consolidado; Mórbido, con severos problemas financieros luego de su cambio de sede; Horros Fest que más que un festival es un vil mercado que cobra 250 pesos por un autógrafo y 200 por una foto; además de otros más pequeños como Post mortem en Aguascalientes, Aurora en Guanajuato, entre otros.

Feratum en su segunda edición, que se celebra en su sede Tlalpujahua, Michoacán, en donde Miguel Marín Colín, su director desea consolidar el proyecto y hacerlo como la respuesta mexicana a Sitges. Pese a las evidentes fallas de organización, el festival acabó con saldo positivo. Apenas llegamos, los problemas comenzaron con las acreditaciones y los hoteles. Sin embargo, el pueblo de inmediato llamaba a relajarse, a dejarse conducir. A unas pocas calles del Museo Rayón descendía de una camioneta la leyenda del cine brasileño, José Mujica Marins, quien con sus más de 70 años de edad encima conservaba esos movimientos mágicos en las manos, como de encantador y la mirada penetrante.


Al poco rato estaría con nosotros Gary Pullin, el ilustrador y portadista de Rue Morgue. Poco más tarde Rodrigo Gudiño apareció entre la concurrencia, justo para la marcha de las bestias. Rue Morgue, de la mano de su creador y director, cambiaron la forma de ver el terror para ir más allá de la simple reseña de cintas de género para abrirlo a toda la cultura que se ha hecho alrededor de lo que podríamos llamar ominoso.

El Feratum es un festival joven que necesita pulir detalles (la barra de horarios era terrible), pero en pocos años y con trabajo puede convertirse en referencia.




Leave a Reply

Your email address will not be published.