Reparación de templos más dañados por sismo de 2017 tardarán 10 o 12 meses: INAH

Los trabajos de reparación y rehabilitación de las iglesias que sufrieron mayores daños por el sismo del 19 de septiembre de 2017 en Tlaxcala tardarán entre 10 y 12 meses, advirtió el delegado del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Eduardo Emilio Velázquez Gallegos, pues explicó que las obras implican una intervención integral que requiere de mucho cuidado.

En esta situación se encuentran los templos de San Francisco Tepeyanco y San José, este último ubicado en la capital tlaxcalteca, dos de los inmuebles que resultaron con mayores afectaciones por el movimiento telúrico de septiembre anterior. El sismo provocó daños en diversos niveles a más de 130 iglesias.

Velázquez Gallegos abundó que a la fecha se han intervenido los templos que particularmente tuvieron pocos daños. “Hemos entregado 32 templos y están en proceso otros 26 y estamos por iniciar el resto de las iglesias que sufrieron daños mayores, estamos en los procesos de integrar todos los proyectos para iniciar los trabajos”.


“Sí nos va a llevar un buen tiempo, creo que sí nos va a llevar por lo menos 10, 12 meses, porque sí es mucho material que hay que trabajar, porque además tiene que ir de la mano con la intervención al edificio, porque va relacionado, el tema de retablos, de pinturas de gran formato, que de alguna forma se tiene que llevarse a cabo con mucho cuidado”.

Comentó que en estos trabajos participan especialistas del INAHT-Tlaxcala y de las empresas que respondieron a la convocatoria emitida por el instituto para colaborar en esta tarea, la cual se realiza bajo la supervisión de las coordinaciones de zonas de conservación y con todo el cuidado que requiere una intervención de esa naturaleza.

En el caso de la iglesia de San José, el funcionario federal refirió que apenas empezaron la intervención, “tenemos tres semanas que se iniciaron y sí va a llevar un buen tiempo todavía, son trabajos de mucho cuidado”. Mientras que en la parroquia de San Francisco Tepeyanco, “estamos en las mismas condiciones”.

“Va a ser prácticamente el mismo tiempo de trabajo, son dos templos que resultaron fuertemente dañados y cuyos bienes muebles también tienen que ser atendidos. Son trabajos que desafortunadamente no podemos decir un tiempo preciso, más o menos tenemos una idea, 8, 10 o 12 meses, depende de cómo vayamos avanzando”.

Explicó que el proceso de intervención contempla el uso de materiales compatibles con los originales, pero “hay factores que afectan como el tema de la temperatura, algunos materiales tienen que trabajarse y agotarse en ese momento, si amanece un día muy húmedo no funciona de la misma forma, todo esto se está haciendo con mucho cuidado, no podemos intervenir de una manera deficiente, tiene que ser con mucho cuidado”.

Respeto del recurso que se aplica en estos trabajos, informó que es combinado con aportaciones del seguro que el INAH tiene para este tipo de eventos y dinero del Fondo de Desastres Naturales (Fonden). “No tengo las cantidades, pero ya está definido, toda esta información se sube a la plataforma, igual el proceso que debe seguirse para atender lo que establece la ley”.