REMODELACIÓN DE CENTROS HISTÓRICOS. INTERVENCIÓN RUMBO AL FRACASO

rescate

Remodelación de centros históricos. Intervención rumbo al fracaso. El gobierno del estado invierte mucho dinero en el rescate de centros históricos. Quedan bellísimos. Los presidentes municipales destrozan el trabajo. Al no ser tomada en cuenta, la población no defiende la obra.

Los proyectos de intervención son realizados por expertos. La acción afecta la vida de las personas. Consideran el resultado como una invasión. El comercio informal, el tránsito vehicular, la basura tardan más en ser retirados que en regresar. En consecuencia, la inversión se pierde.

En el sexenio de Mariano González Zarur se han remodelado los centros de ciudades como Apizaco, Chiautempan, San Pablo del Monte, Apetatitlán, Huamantla y Tlaxco.


El resultado es hermoso. Los intereses económicos, políticos o culturales lo echan a perder todo. Los ediles autorizan la ocupación. La intervención se pierde.

El mejor ejemplo de la peor experiencia es Santa Ana Chiautempan. Se reconstruyeron todas las calles del centro de la ciudad. Se amplió el espacio para las personas que dinamizan la economía de la industria textil y del vestido. Las aceras se hicieron más amplias, se adornaron con luminarias, se desplazaron los vehículos al segundo cuadro.

Todo quedó precioso ¡para la inauguración!” Así como se dieron vuelta los funcionarios , comenzó el regreso de las viejas prácticas. Las remodeladas calles volvieron a ser utilizadas como estacionamiento, desaparecieron las lámparas de mármol, las bahías fueron rebasadas. Ante la reducción de espacios, el fluido vehicular se hizo más lento.

Los habitantes y las autoridades permitieron las actividades del comercio informal. Aquello que debería quedar a la vista volvió a cubrirse. En menos de tres meses la inversión se fue por la cañería. Como resultado la remodelación de centros históricos. Una intervención con rumbo al fracaso.

Es momento para replantear la intervención de la capital. Es importante consensar con todos los actores para que el rescate sea una obra de la que se apropien y defiendan todos.