Reconoce SEPE que plazas docentes no son suficientes para la demanda

El titular de la Secretaría de Educación Pública del Estado (SEPE), Tomás Munive Osorno, reconoció que es mínimo el número de plazas y horas–clase que se pusieron a concurso para la cantidad de docentes aspirantes a formar parte de la plantilla del subsistema de nivel básico a partir del ciclo lectivo 2013– 2014.

Sin embargo, el funcionario observó que dicha situación se debe a que este año, al igual que en el resto de las entidades del país, a Tlaxcala no le fueron autorizadas por parte de la Secretaría de Educación Pública (SEP) federal plazas de nueva creación, no obstante que se le hizo una solicitud formal.

El pasado domingo se llevó a cabo en la entidad el Concurso Nacional de Asignación de Plazas Docentes 2013, en el que participaron poco más de mil 800 aspirantes a obtener una de las 11 plazas por jornada y alguna de las 384 horas–semana–mes que para este año dispuso la SEPE.


Entrevistado al respecto, Munive Osorno aceptó que el número de claves laborales que se concursaron este año es muy inferior a la cifra de solicitantes.

Indicó que las 11 plazas por jornada y las 384 horas–semana–mes que pusieron a concurso se generaron por renuncia de sus titulares, despidos y jubilaciones.
Si bien en la entrevista se le preguntó que abundara sobre este tema, Munive Osorno se negó con el argumento de que “todo ya está en el periódico, ya no tengo nada que decir, ahí están todos los datos”.

–¿Hizo la SEPE solicitud de plazas de nueva creación?

–Sí, cada año solicitamos un mínimo de plazas, sobre todo para grupos que son numerosos, principalmente para comunidades alejadas del centro del estado, pero para toda la República no se autorizaron plazas de nueva creación.

–¿Cuántas plazas de nueva creación solicitó la SEPE para este año?

–No lo recuerdo, respondió, tras lo cual aseguró que el número de claves que solicitó era superior a la cantidad de plazas por jornada que pusieron a concurso el pasado domingo en la entidad.

Pese a ello, Munive Osorno aseguró que en Tlaxcala no hay déficit de docentes para el subsistema de educación básica local, pues observó que existe un desequilibrio en cuanto a la asignación del personal, “en algunos lugares faltan y en otros sobran”.

En este tenor, refirió que su administración trata de reubicar al personal docente en las escuelas que hace falta, pero “no es tan fácil mover a un maestro que ya está en un centro cercano a su comunidad a una alejada. Por eso tenemos problemas, pero no nos faltan profesores”.




Leave a Reply

Your email address will not be published.