Realizó Profepa sobrevuelos con drones para ubicar la mayor problemática de contaminación del río Atoyac

Contaminación en el río Atoyac. Foto:Alejandro Ancona/La Jornada de Oriente

Con la finalidad de ubicar la mayor problemática de contaminación en el río Atoyac y así lograr contener este problema en dicho afluente, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) realizó sobrevuelos con drones en 13 tramos, cinco pertenecientes al estado de Puebla y ocho a Tlaxcala.

Lo anterior lo dio a conocer la Profepa a través de su portal de internet, en el que advierte que las acciones continuarán a todo el largo del río Atoyac para que a través de un trabajo coordinado se inhiba las descargas de aguas residuales que rebasen los límites máximos permisibles establecidos en la Norma Oficial Mexicana NOM–001–Semarnat–1996.

La dependencia federal también recordó que mediante el trabajo coordinado con la Comisión Nacional del Agua (Conagua), ha clausurado 27 industrias establecidas en la cuenca de este afluente, como resultado de 628 visitas practicadas por ambas dependencias federales en 2015, de las cuales 514 fueron realizadas por la Profepa en materia de residuos peligrosos a las empresas que se encuentran dentro de la cuenca de este importante río que cruza los estados de Puebla y Tlaxcala.


De éstas, 261 se practicaron a industrias y empresas en Tlaxcala y 253 en Puebla.

Las clausuras derivadas de las visitas de inspección fueron por descargas contaminantes y el manejo inadecuado de residuos peligrosos, de éstas, 22 son de carácter parcial temporal y cinco total temporal.

También fueron asegurados precautoriamente 89.4 metros cúbicos de residuos peligrosos a cuatro empresas y se han impuesto multas por 2 millones 138 mil de pesos.

Las visitas de inspección de la Profepa se realizaron en materia de residuos peligrosos, donde las principales irregularidades que derivaron en clausura fueron por no cumplir con lo establecido en la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos y su reglamento.

Asimismo, dichas empresas fueron sancionadas por no exhibir la auto categorización como generador de residuos peligrosos ante la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat); no contar con bitácora de registro de residuos peligrosos, además de almacenar residuos peligrosos sin contar con las adecuadas medidas de seguridad y; no comprobar el destino final de los residuos peligrosos en un sitio autorizado.

Además, la Profepa notificó 60 recomendaciones a 38 municipios de Tlaxcala y a 22 de Puebla para que tomen las medidas necesarias para el cumplimiento de sus obligaciones ambientales, particularmente en materia de descarga de aguas residuales y aseguren el cumplimiento de la normatividad ambiental del agua bajo su vigilancia dentro de sus jurisdicciones.

Por su parte, la Conagua ha realizado 158 visitas de inspección para verificar que las descargas realizadas por las empresas cumplan con lo establecido en la normatividad ambiental, imponiendo multas por un monto de 5 millones 531 mil 146 pesos a las empresas.

El 25 de febrero de este año, el titular de la Profepa, Guillermo Haro Bélchez informó sobre las acciones a realizar en conjunto con la Conagua y la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), a fin de abatir el grave deterioro ambiental del afluente, al que se derraman diariamente 62.8 toneladas de sólidos suspendidos totales;  14.7 toneladas al día de materia orgánica y 0.14 toneladas al día de metales pesados por parte de las industrias.