Realiza Profeco 200 acciones en Operativo Vacacional Turístico de Verano 2018

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) llevará a cabo de 180 de 200 acciones en el Operativo Vacacional Turístico de Verano 2018, el cual se realiza desde el 22 de junio hasta el 19 de agosto en la entidad, informó la delegada de esta dependencia, Edith Padilla Bañuelos, quien destacó que a la fecha ya se iniciaron 18 procedimientos sancionadores administrativos.

En este operativo se verifica que cumplan con la Ley Federal de Protección al Consumidor los hoteles, los tiempos compartidos, restaurantes, empresas de autobuses, bares, balnearios, parques acuáticos, lugares de diversión, agencias de viajes, tiendas de conveniencia, negocios que venden aparatos electrónicos, farmacias, tiendas de ropa y de accesorios, y zapaterías.

Las visitas se realizan en establecimientos de Tlaxcala capital, Apizaco, Chiautempan, Totolac, Contla de Juan Cuamatzi, Apetatitlán, Nanacamilpa y Calpulalpan.


“En razón de que son giros más amplios en cuanto a las actividades que llevan a cabo cada uno de los establecimientos, ya iniciamos 18 procedimientos sancionadores administrativos porque hemos detectado incumplimiento a las normas de consumo en negocios con venta de artículos deportivos, zapaterías, talleres mecánicos, de venta de llantas, restaurantes, agencias de viajes, estacionamientos públicos, farmacias y una operadora turística que ofrece recorridos en la zona de avistamiento de luciérnagas en Nanacamilpa.

Padilla Bañuelos mencionó que ya se han realizado alrededor de 50 visitas como parte de este operativo. “Seguiremos vigilando, estamos muy pendientes de que en esta temporada no se afecten a los consumidores tanto en su economía como en sus derechos que la propia ley establece. De los procedimientos que hemos iniciado, una vez que se detecten las violaciones, se realiza la suspensión de la actividad comercial para no afectar a la ciudadanía y si hay incumplimiento de las disposiciones de las normas oficiales mexicanas, eso da lugar a la inmovilización de los productos”.

Recordó que las multan van desde 800 hasta 1.5 o 2 millones de pesos, en estos últimos casos si hay reincidencia en la conducta de violación a la ley o a las normas oficiales mexicanas.