Realiza la Coepris diagnóstico en escuelas sobre preparación de alimentos

La Comisión Estatal para la Prevención de Riesgos Sanitarios (Coepris) realiza un diagnóstico en cinco o seis planteles por municipio para determinar si los espacios donde se preparan alimentos para consumo de los alumnos siguen las normas establecidas para ese fin.

De no ser así, el titular de la Coepris, Néstor Flores Hernández advirtió que los responsables de esos espacios o las autoridades del plantel podrían ser sujetos a un procedimiento administrativo.

El funcionario fue entrevistado sobre las medidas que está aplicando el organismo para evitar casos como los sucedidos en el mes de febrero en el internado José Amarillas, ubicado en San Pablo Apetatitlán, y en mayo en la primaria Josefa Ortiz de Domínguez, de la comunidad de Tizoztoc, municipio de Ixtacuixtla.


En el primer caso, alrededor de 60 menores tuvieron que ser trasladados para recibir atención médica al presentar un cuadro de intoxicación por consumo de alimentos; mientras que en la primaria, padres de familia denunciaron que se dio a los alumnos pozole con gusanos.

De ambos casos, Flores Hernández –quien asumió la titularidad de la Coepris en julio pasado—dijo no tener referencias, pero informó que este organismo aplica la estrategia de fomento sanitario en las escuelas públicas de la entidad para la preparación de alimentos apegada a la norma.

“Nosotros tenemos un punto muy importante, que es el tema de fomento sanitario, donde damos capacitación y tenemos un acuerdo con la Secretaría de Educación Pública para que el tema de manejo de alimentos, de cafeterías y todo lo que está inmerso en la ingesta de alimentos para los alumnos”.

Abundó que en estos cursos se les dice a los responsable cómo tienen que preparar los alimentos, qué reglas sanitarias deben cumplir y qué lineamientos deben estar impresos e implícitos dentro de la venta de alimentos y después de eso, la Coepris lleva a cabo la vigilancia que sea necesaria para verificar que se estén acatando esas normas.

Si se detecta que no es así, los responsables de los espacios donde se prepara comida en los planteles educativos “tendrán que afrontar un procedimiento administrativo. Estamos previendo que en un muestreo participen cinco o seis escuelas por municipio en temas de fomento sanitario”, comentó.

“Este es un tema que estamos implementado de manera muy decidida, que el mismo secretario de Salud nos ha insistido en que podamos apostarle mucho y a partir de ello, después de hacerles saber a las autoridades o los particulares sobre las normas que deben guardar afronten los procedimientos administrativos si es que no cumplen”, advirtió.