Pugnas por el poder ilegal

La intención de muchos de los malos gobernantes es la de perpetuarse en el poder, aunque sea por interpósita persona, lo que en la mayoría de los casos los lleva a cometer un sinfín de irregularidades e ilegalidades.

En ese filo se encuentra el aún presidente del TSJE, Justino Hernández, quien busca, trabaja y se esmera en realizar un proceso sucesorio cargado a favor de sus intereses y del grupo que representa.

La semana pasada, Justino Hernández fue evidenciado en sus intenciones de tratar de realizar nombramientos de personal, sin el cumplimiento de las disposiciones internas, que tiene como fin lograr los adeptos suficientes para que su propuesta sea electa como nuevo presidente del Poder Judicial.


Aunque ha dicho que no tiene candidato para sucederlo, en la elección a celebrarse el próximo 1 de febrero, los hechos muestran lo contrario, porque cabildea con unos y con otros para tratar de que su cuñado Mario Antonio de Jesús Jiménez Martínez sea electo, o bien impulsa una propuesta alterna en la figura del magistrado Felipe Nava Lemus.

Esta intención de Justino Hernández fue corroborada el pasado jueves, cuando presentó al pleno del TSJE una propuesta a fin de aprobar la extinción del distrito civil–familiar de Juárez, con sede en Huamantla, a fin de dividirlo y crear el Juzgado Familiar en esa misma jurisdicción. Incluso, un día antes, en su informe como presidente, el magistrado dio por hecho la creación de esta instancia.

Ese planteamiento fue rechazado por mayoría de votos del pleno, pues cinco magistrados determinaron no validar ese proyecto en virtud de que desconocen el impacto y los beneficios de éste.

Sin embargo, consciente de que la creación de ese juzgado le permitiría promover o contratar a nuevo personal, pues esas posiciones son vistas como moneda de cambio de esta elección, Justino Hernández volvió a solicitar al Consejo de la Judicatura que presente esa petición.

Los magistrados Elsa Cordero, Leticia Ramos, Elías Cortés, Jerónimo Popócatl y Tito Cervantes frenaron esa intentona y eso hace advertir que si mantienen esa oposición a los designios de Justino Hernández, de entre ellos saldría el próximo presidente del TSJE.