Proveedoras de autopartes no pueden aumentar salarios si deben pelear por contratos: CTM

Para el asesor jurídico de la Confederación de Trabajadores de México (CTM) en Tlaxcala, Víctor López Hernández, en las empresas proveedoras de autopartes es complicado pagar 16 dólares por hora a los operarios, ya que las firmas se pelean los contratos y en todo momento las armadoras de vehículos exigen una disminución del costo hasta lo más amplio posible.

Es de mencionar que el acuerdo comercial entre México y Estados Unidos firmado hace dos semanas establece que entre 40 y 45 por ciento del contenido de un automóvil sea hecho por trabajadores que ganen al menos 16 dólares por hora.

Cuestionado al respecto, López Hernández dijo que las armadoras de vehículos sí están en condiciones de pagar los 16 dólares por hora, pero en las proveedoras no “porque la entrega es por tiempo y las firmas se pelean los contratos, aunado a que en todo momento la armadora exige la disminución del costo hasta lo más posible, entonces sigue siendo negocio, pero no es un negocio muy holgado para las proveedoras”.


No obstante, confió en que ese acuerdo sí beneficie los salarios, pero observó que la industria automotriz en México ya tomó algunas previsiones; por ejemplo, en Audi ya pactaron sus revisiones salariales de este año y de 2019, con un porcentaje sobre la inflación.

“Es decir, se están anticipando en que creen que la inflación va a ser el parámetro para el salario y va acompañado con un porcentaje adicional para que con eso pueda ser equilibrada la revisión; sin embargo, a las proveedoras les va a costar más en ese sentido porque tampoco se habla de que se tenga que mejorar en ellas en Estados Unidos y en México, el efecto en las maquiladoras persiste y en donde lamentablemente los salarios no son muy buenos”.

El asesor jurídico de la CTM advirtió que los incrementos salariales en la mano de obra en las armadoras se van a traducir en el costo de los vehículos y “de ahí se va ir en cascada”.

Consideró que esa medida va en detrimento de la mayoría de los trabajadores porque finalmente “los iluminados van a ser los que están en una armadora, pero para los que se encuentran en la subsidiaria y en otras ramas industriales, va a ser más difícil que se mejoren sus salarios. Se verán beneficiados los de las armadoras, pero realmente en el universo productivo son el 15 del 100 por ciento”.

Insistió que si se desencadena un aumento de precios, la inflación también va a ir hacia arriba, “ese es el gran problema”.