Protestan vecinos y comerciantes por altas tarifas e instalación de medidores de agua

Un centenar de usuarios del servicio de agua potable se plantó frente a la presidencia municipal y cerró por espacio de media hora la avenida Juárez en protesta por las altas tarifas de agua potable que aplica la CAPAM
Un centenar de usuarios del servicio de agua potable se plantó frente a la presidencia municipal y cerró por espacio de media hora la avenida Juárez en protesta por las altas tarifas de agua potable que aplica la CAPAM

Alrededor de un centenar de vecinos y comerciantes de la ciudad capital se plantó por espacio de dos horas frente al ayuntamiento de Tlaxcala en protesta por la instalación de manera arbitraria de medidores en las tomas de agua potable, el cobro de tarifas excesivas por el suministro del líquido y por la mala calidad del recurso natural que reciben.

Los inconformes permanecieron por espacio de hora y media intentando ingresar a la presidencia municipal para entablar diálogo con el alcalde Pedro Pérez Lira, pero elementos de seguridad cerraron el portón e impidieron el único intento de los vecinos por entrar a la fuerza.

Debido a esta situación, los inconformes optaron por bloquear la avenida Juárez, justo enfrente de la presidencia municipal, por lo que de inmediato elementos de vialidad se dieron a la tarea de desviar el tránsito vehicular.


Esta medida obligó a la autoridad municipal a instalar una mesa de diálogo entre una comisión de pobladores e integrantes del cabildo, pues el edil no se encontraba en la presidencia municipal. El acuerdo al que se llegó fue la suspensión en la colocación de medidores en las tomas de agua domiciliarias y comerciales, en espera de que el cabildo tome una decisión, aunque a la fecha ya se han instalado alrededor de 200 instrumentos.

Sobre este asunto, el presidente de la Asociación de Bares, Restaurantes y Salones de Fiesta de Tlaxcala, Abel Cortés Altamirano, quien ha sido uno de los principales críticos hacia la administración del priista Pedro Pérez Lira por las altas tarifas que se cobran por el servicio de agua potable, informó que él acudió al plantón en respuesta a la convocatoria que hizo el ciudadano Dante Pérez Covarrubias, quien a través de una circular citó a una reunión a todos los usuarios de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio (CAPAM) a las 10 horas, para manifestarse en contra de la instalación arbitraria de medidores, el pago de éstos y las nuevas tarifas excesivas.

En entrevista, Cortés Altamirano informó que las tarifas de la CAPAM son excesivas, ilógicas y arbitrarias, de ahí que este miércoles se haya manifestado la población, así como por la colocación de medidores en las tomas en las que antes el servicio era por tarifa base.

“El problema  es que las tarifas son excesivas desde que entró a la CAPAM, hace dos años, el señor Marco Velasco, quien aplica cobros a su manera y a su conveniencia, ya que se incrementó en 400 por ciento la tarifa por metro cúbico”, denunció.

Especificó que las tarifas comerciales oscilan desde 5 mil, 6 mil, 12 mil y hasta 30 mil pesos bimestrales, lo cual encarece los servicios que se prestan a los clientes y estrangula a los empresarios.

Informó que la CAPAM además cobra al usuario de mil 300 a mil 400 pesos por la instalación del medidor en la toma de agua.

Por último, informó que 10 empresas se han amparado contra esas tarifas y por eso ha invitado a los usuarios a hacer lo propio, “ya que resulta más barato pagarle a un abogado que trámite este recurso jurídico que cubrir uno o dos bimestres a la CAPAM por el servicio”.




Leave a Reply

Your email address will not be published.