Programas de Sagarpa no son flexibles para jóvenes: CAP

El proyecto “Mi Escuela Produce” que la Sagarpa puso en marcha desde Tlaxcala, incluye programas con reglas rigurosas que dificultan el acceso a los jóvenes a los apoyos, aseveró José Isabel Juárez Torres, coordinador estatal del CAP. Foto:Alejandro Ancona/La Jornada de Oriente

El proyecto “Mi Escuela Produce” que la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) puso en marcha desde Tlaxcala en días pasados, incluye programas con reglas rigurosas que dificultan el acceso a los jóvenes a los apoyos; parece que la visita del titular solo fue para tomarse la foto, aseveró José Isabel Juárez Torres, coordinador estatal del Congreso Agrario Permanente (CAP).

Así opinó el dirigente de esta organización en torno a este esquema que se aplicará en seis entidades, a efecto de arraigar a ese sector de la población en el campo.

Pero los programas que mencionó el secretario José Calzada Rovirosa ya existen, como el de “Arráigate” y “El campo en tus manos”. En cuanto al primero de éstos, en 2015, año que entró en funciones, las reglas de operación “fueron más o menos flexibles”.


Pero en 2016 se hicieron rígidas y burocráticas. “Me parece que la presencia del funcionario federal solo fue para no dejar de visitar Tlaxcala, una o dos veces al año; para tomarse la foto y decir, estamos apoyando”, indicó.

“Escuché en un programa de radio que los jóvenes quieren reglas más flexibles para programas de vivienda, eso es lo que dijeron en uno los foros que organizó el gobernador Marco Mena Rodríguez en días pasados, para recabar propuestas que se integrarán al Plan de Desarrollo Estatal 2017–2021.

Sobre este programa en las escuelas –dijo–, creo que era estatal, pero si piensan enlistarlo en todas las que tengan parcela escolar, es bueno, para que desde ahí los niños y las niñas y los maestros rescaten la agricultura.

Los requisitos de los programas son numerosos, señala

Insistió en que los requisitos para ciertos beneficios “son muy numerosos y, en el caso de jóvenes, creo que ni el gobierno federal ni el estatal han respondido para apoyarlos”.

Por otra parte, añadió, José Calzada no dijo nada respecto al tema del presupuesto, en el sentido de que deben ser respetados los montos aprobados por la Cámara de Diputados anualmente para el sector agropecuario del país.

Consideró que el gobierno estatal “ha de haber leído algunos de los acuerdos del foro” para rescatar al campo de Tlaxcala, que en días pasados el CAP le entregó, y que pudo haber retomado el planteamiento para la aplicación de precios especiales para implementos agrícolas.

Sin embargo –insistió–, “eso no es suficiente”, ante la carestía que tienen las familias tlaxcaltecas, sobre todos las que viven en el sector rural. Es necesario dotarlas de otros beneficios “que son urgentísimos”.