El PRI a controlar el voto

Los berrinches por no lograr postulaciones para cargos de elección popular en los comicios de este año ya empezaron con la renuncia de Carlos Augusto Pérez Hernández a las filas del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y no debe extrañar que conforme avancen las campañas de proselitismo haya más casos en las diferentes fuerzas políticas.

También empezarán a surgir, como hongos en época de lluvias, las denuncias electorales por distintas causas, como ya lo anticipó el PAN el pasado domingo.

A 20 días de campañas de proselitismo de los contendientes en el proceso electoral federal, los priistas ven como pasan los días y su candidato presidencial no levanta entre las simpatías de la ciudadanía y como van las cosas la estrategia diseñada no rinde frutos, al grado que deberá entrar en práctica la acción infalible en el tricolor que es el control de los votos para lograr el triunfo.


Así que no será extraño que los burócratas y funcionarios públicos sean instruidos, si es que no ya se hizo, para que consigan de 10 a 15 personas cada uno para garantizar votos al candidato presidencial a fin de rescatar el barco que va a la deriva en esta etapa de las campañas de proselitismo.

La semana pasada visitó la entidad Miguel Ángel Osorio Chong, coordinador de los candidatos a senadores del tricolor, quien reconoció que el abanderado de la coalición Todos por México, José Antonio Meade Kuribreña, va abajo en las preferencias electorales.

El abanderado del PRI no sólo enfrenta el reto que implica la ventaja en las preferencias ciudadanas que tiene Andrés Manuel López Obrador, sino que carga en su espalda el enojo de la población por el gasolinazo y los señalamientos de corrupción en el gobierno de Peña Nieto.

Ante todo ello, la salida de emergencia desde ahora en el PRI es el control del voto para el 1 de julio y buscar un traspié a AMLO para que los mexicanos no lo vean como una alternativa. Una tarea pendiente en el tricolor es sanar heridas internas y tejer fino para dirimir las diferencias entre grupos inconformes.