Prevé Sagarpa ”buena producción” de hasta 3.8 toneladas por hectárea

Pese a los efectos de la canícula, heladas y granizadas en cultivos del estado, Jaime Garza Elizondo, delegado de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), señaló que se prevé una buena producción y un rendimiento de entre 3.5 y 3.8 toneladas por hectárea de maíz.

Repasó diversas dificultades que el campo tlaxcalteca ha enfrentado durante el año y mencionó que se han registrado alteraciones climatológicas, como las bajas temperaturas de los días 26, 27 y 28 de mayo.

Al respecto, afirmó que los daños por estas condiciones que provocaron la caída de hielo, no fueron “considerables, afortunadamente, pero –dijo- estuvimos pendientes, yendo a las comunidades, básicamente en la zona oriente”.


Apuntó: “Luego la sequita, no llovía alrededor de 15 o 20 días, pero afortunadamente hay recuperación por parte de los productores, es el reporte de los técnicos de los Centros de Apoyo al Desarrollo Rural (Cader)”.

Donde más afectó –añadió-, “de manera leve, no tan  dura”, fue la zona oriente y la poniente, de Calpulalpan y Nanacamilpa, donde afortunadamente la lluvia llegó y se recuperaron los cultivos”.

En tono esperanzador, el funcionario federal declaró que la Sagarpa está “en espera de buenos resultados, una buena producción, que rondará en promedio de 3.5 o 3.8 toneladas por hectárea”, en el caso del maíz, cultivo principal en la entidad.

Con este optimismo, el delegado pronosticó una cosecha con estos rendimientos, contrario al escenario que algunas organizaciones campesinas han delineado al asegurar que el perjuicio de los fenómenos climatológicos son superiores.

Por otra parte, Jaime Garza Elizondo reiteró que los programas que la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación opera en el estado “son gratuitos, no tienen condicionamiento”.

Asimismo, recalcó que la totalidad de estos, así como sus respectivos componentes, es ejecutada con base en las reglas de operación publicadas casi a finales de 2017.

Reiteró que las ventanillas abrieron con base en el calendario establecido y “se facilitó que, una vez cubiertos los requisitos, (los productores) pudieran acceder a los apoyos” que cada uno de los ocho programas ofrece. Agregó que solo hubo un lapso de inoperancia de estos debido a la veda electoral, a partir del 1 de abril hasta el 3 de julio pasado.