¿Premio o castigo?

En su Informe Legislativo 2017, el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) reveló que en el año 2016 Tlaxcala tuvo en la LXI Legislatura local la más improductiva de los 32 congreso estatales, pues durante esa anualidad solamente fueron presentadas cuatro propuestas al pleno.

Ahora ya existen varias organizaciones y mecanismos que analizan la labor de los servidores públicos y representantes populares, pero en el caso del Poder Legislativo tlaxcalteca, desde por lo menos hace seis o nueve años, sus integrantes compiten por quienes son los más peores. La LXII Legislatura va en ese camino.

Con la de este jueves, los 15 diputados han suspendido en cuatro ocasiones sus sesiones ordinarias por falta de quórum. A nuestros flamantes representantes populares se les hace muy fácil faltar a las obligaciones que juraron cumplir ante la ley porque nunca se les ha sancionado conforme lo establece su reglamento interno.


Lo cierto es que no es garantía que una sanción los obligue a cumplir con el mandato que les otorgó el pueblo con su voto. Por el contrario, muchos de ellos vuelven a aparecer en las boletas y en los puestos de representación popular o del servicio público.

Para muestra un botón, de los integrantes de la LXI Legislatura local que fue calificada por el IMCO como la más improductiva, el priista Florentino Domínguez Ordóñez y el panista Humberto Macías Romero, son candidatos al Senado y a diputado federal por el distrito 01, respectivamente, por sus partidos en la elección de este año.

De la LXII Legislatura local, los priistas Eréndira Cova Brindis, Ignacio Ramírez Sánchez, Enrique Padilla Sánchez y Arnulfo Arévalo Lara; la panista Dulce María Mastranzo Corona; el pevemista Fidel Águila Rodríguez, y los perredistas Adrián Xochitemo Pedraza, César Fredy Cuatenconzi Cuahutle y Alberto Amaro Corona, buscan la reelección.

La panista Guadalupe Sánchez Santiago y la aliancista Sandra Corona Padilla aspiran a la diputación federal por el distrito 03 y el priista Mariano González Aguirre por el distrito 01.

En manos del electorado tlaxcalteca está el castigo o el premio.