Al PRD le corresponde la presidencia de JCCP; se descarta Amaro

El coordinador de la bancada del sol azteca, Alberto Amaro Corona se descartó para buscar la presidencia de la JCCP

Tras confiar en que la mayoría de los integrantes de la LXII Legislatura local respetarán la prelación y respaldarán a un diputado del Partido de la Revolución Democrática (PRD) para que asuma la presidencia de la Junta de Coordinación y Concertación Política (JCCP), el coordinador de la bancada del sol azteca, Alberto Amaro Corona se descartó para buscar esa posición.

En entrevista, el diputado sostuvo que cualquier de sus cuatro compañeros, Floria María Hernández Hernández, Nahúm Atonal Ortiz, Adrián Xochitemo Pedraza o César Fredy Cuatecontzi Cuahutle, podría ocupar esa posición que le corresponde al PRD en sustitución del priista Mariano González Aguirre.

“Sin lugar a dudas le va a tocar al PRD (la presidencia de la JCCP), pero todavía no hemos definido quién de los cinco que integramos la fracción va a ser el próximo coordinador y va a ocupar ese espacio, pero lo habremos de someter a votación y quien tenga la mayoría de entre nosotros, ese deberá de ser”, explicó Amaro Corona.


El presidente de la JCCP, de acuerdo con la Ley Orgánica del Poder Legislativo, será por la duración de la Legislatura, el coordinador de aquel grupo parlamentario que por sí mismo cuente con la mayoría absoluta en el Congreso. En el caso de que ningún grupo parlamentario se encuentre en el supuesto señalado, la responsabilidad de presidir la Junta tendrá una duración anual. Esta encomienda se desempeñará por los coordinadores de los grupos parlamentarios en orden decreciente del número de diputaciones que integren dicho grupo. El coordinador del grupo parlamentario que le corresponda asumir la presidencia de la Junta y será ratificado por el pleno, por mayoría simple de votos en la primera sesión ordinaria del Congreso del estado de cada año. En caso de no obtener la ratificación, se procederá a la elección, por mayoría simple de votos, de un diputado de entre todos los integrantes de la Legislatura.

A pesar de este ordenamiento que abre la posibilidad de que cualquier diputado pueda ser electo como presidente de la JCCP y no necesariamente el coordinador del grupo que corresponda, el perredista confió en que el pleno respete la prelación a favor de la segunda bancada con mayor presencia en la Legislatura, “pues tienen que respetarse los acuerdos, eso se debe hacer y honrar”.

Cuestionado sobre la posibilidad de que él pudiera ser propuesto para esa posición, Amaro Corona se descartó: “No, pues vamos a ver a qué nos dedicamos, pero no me interesa el tema de la Junta”.

Respecto a la posibilidad de que sea designada la diputada Floria Hernández como presidente de la Junta, a pesar de que se había anunciado su participación política y electoral con el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Amaro Corona sostuvo que “va a ser una decisión mayoritaria, si la mayoría de los diputados dice que es ella, pues ella será y mientras no renuncie al partido y siga trabajando al lado de la fracción parlamentaria también. Entonces puede ser posible, aunque tiene que pasar la decisión de la mayoría de los diputados”.