Población asustada y desconfiada

El problema de la inseguridad tiene a la población asustada y además ha generado un sentimiento de desconfianza entre ella, al grado que ahora es común enterarse de que los vecinos intentan hacer justicia por cuenta propia cuando logran detener a presuntos responsables de cometer un ilícito, derivado de que ya no confían en la actuación de la autoridad.

Una persona hallada sin vida en el interior de un auto de lujo en Tepeyanco el pasado lunes, intento de linchamiento a cinco presuntos delincuentes en Tepetitla el pasado domingo, sujetos encañonan a despachador de gasolina en Apizaco la noche del viernes pasado, enfrentamiento entre policías y asaltantes al tren el 22 de marzo, un motociclista herido por arma de fuego al circular por una colonia en Apizaco, dos personas asesinadas en un negocio en Apizaco, hallazgo de un cadáver calcinado en Yauhquemehcan, asalto a la casa de un diputado local en Papalotla y la lista podría seguir para citar más casos.

De acuerdo con las estadísticas del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en enero se denunciaron 596 delitos y en febrero 546 ilícitos. En total: mil 142 delitos, un promedio de 19 por día.


Ante la comisión constante de delitos, diputados locales de oposición han insistido en la comparecencia del titular de la Comisión Estatal de Seguridad (CES), Hervé Hurtado Ruiz, ante el pleno del Congreso, lo mismo del procurador General de Justicia de Tlaxcala, sin que hasta ahora se hayan solicitado de manera formal al gobernador Marco Mena.

La pregunta que haría es por qué esperar que se autorice la comparecencia de funcionarios de seguridad ante el Congreso, si los diputados mismos podrían ir a las dependencias para que les expliquen qué se está haciendo al respecto, pero como algunos andan más preocupados en su reelección o en sus vacaciones de semana santa, ni siquiera se dedican a su labor legislativa.

En tanto, los funcionarios del área de seguridad en verdad deben ponerse las pilas para frenar la comisión de delitos.