Pide SNTE al gobierno no afectar en sus derechos a docentes que no se evalúen

La sección 31 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) pidió al gobierno del estado “considere una interpretación adecuada de la Ley de Servicio Profesional Docente” que evite lesionar los derechos laborales de los profesores que fueron insaculados para la evaluación a su desempeño de este año y no se registraron al proceso o no presenten el diagnóstico. Lo anterior a través de un oficio que entregaron al gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez el pasado 16 de agosto, pues “en repetidas ocasiones (los docentes) han manifestado preocupación e incertidumbre en su aplicación, de tal virtud consideramos que los compañeros insaculados para la evaluación 2018, solo lo presenten de manera voluntaria sin afectar el status laboral de quienes no lo presenten, y además se permita de quienes no fueron seleccionados lo presenten voluntariamente”.

En los hechos, la sección 31 del SNTE busca que la Secretaría de Educación Pública del Estado (SEPE) y la Unidad de Servicios Educativos de Tlaxcala (USET) no procedan al cese de sus plazas a los docentes que incumplan con la evaluación a su desempeño, no obstante que así lo marca la Ley General de Servicio Profesional Docente.

Con ello, esta organización sindical también pretende adelantarse a una posible cancelación de la reforma educativa y de la evaluación al desempeño a partir del próximo año, como lo ha anunciado el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador.


En entrevista, el secretario general de esta fracción gremial, Demetrio Rivas Corona recordó que desde el inicio, los docentes nunca se pronunciaron en contra de la evaluación a su desempeño sino de la forma de aplicación y las consecuencias que señala la ley, lo que provocó que varios profesores hayan sido cesados de sus claves laborales.

Aseveró que es respetuoso del trabajo institucional, por lo que el proceso para la aplicación de la evaluación al desempeño 2018 ya no puede detenerse, de ahí que la intención del sindicato es evitar que los docentes que no presenten el diagnóstico sean lesionados en sus derechos.

“Ahorita tenemos un gobierno federal vigente, una Secretaría de Educación Pública federal vigente, en el momento en que el nuevo gobierno entre en función y revise o dé las líneas a seguir de cómo trabajar en el sector educativo, estaremos al pendiente, siendo propositivos y cuidando siempre la relación institucional y que esta interlocución sea en beneficio del trabajador”, apuntó.

Explicó que el oficio lo dirigieron al gobernador para que a su vez, éste instruya al titular del sector, Manuel Camacho Higareda y a la Coordinación Estatal de Servicio Profesional Docente a que hagan “interpretación adecuada siempre en beneficio de y no en perjuicio de quien no presente o no se registre” al proceso de evaluación al desempeño.

En el oficio la dirigencia de la Sección 31 del SNTE también pide al gobierno del estado que “prevea y garanticen las partidas presupuestales en el ejercicio 2019 para quienes resulten destacados y reciban los estímulos que marca la ley en tiempo y forma”.