Pide CET-Coparmex al Senado adecuar la Ley de Seguridad Interior

El presidente del CET–Coparmex, José Carlos Gutiérrez Carrillo pidió al Senado realizar un análisis a profundidad, con la intervención de la sociedad civil, al proyecto de Ley de Seguridad Interior

El presidente del Centro Empresarial de Tlaxcala (CET), José Carlos Gutiérrez Carrillo pidió al Senado de la República realizar un análisis a profundidad, con la intervención de la sociedad civil, y realizar las adecuaciones que sean pertinentes al proyecto de Ley de Seguridad Interior que aprobó la Cámara de Diputados federal la semana pasada, a fin de enmendar todo aquello que pongan en riesgo la normalidad legal.

Explicó que al aprobarse únicamente la Ley de Seguridad Interior y, al mismo tiempo, desechar la iniciativa de Ley General de Seguridad Pública que había ya aprobado el Senado, a fin de definir la concurrencia de la Federación, las entidades y los municipios en las tareas de seguridad, a través de la creación de un Sistema Nacional de Seguridad Pública, y establecer diversas modalidades de mando policial, la Cámara de Diputados está construyendo una propuesta de solución incompleta a los desafíos del país en materia de seguridad pública.

Gutiérrez Carrillo consideró que para la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), sindicato al cual está adherido el CET, esta vía no genera instituciones y estrategias sustentables porque ataca solo los efectos y no las causas de la inseguridad que están fuertemente vinculadas a la falta de capacidades y coordinación entre los distintos órdenes de gobierno.


Criticó la decisión de los diputados federales por no ir al fondo de la problemática y limita la posibilidad de contar con policías capacitados, que desde los tres órdenes de gobierno puedan colaborar con mayor preparación en el desarrollo de la estrategia nacional en materia de seguridad pública.

Para la Coparmex, apuntó, la solución debe ser integral, por lo que ambas iniciativas de ley deberían ser aprobadas e implementarse de forma paralela, esto es, la Ley de Seguridad Interior debería ser vinculatoria al Sistema Nacional de Seguridad Pública, para revertir los altos índices de delincuencia que prevalecen en varias regiones del país.

El dirigente del CET se pronunció porque el Senado debe discutir los puntos de la reforma en materia de la Ley General de Seguridad Pública que impidieron el acuerdo en la Cámara de Diputados y más allá de las diferencias políticas vinculadas al “mando único” o el “mando mixto”, ese proyecto de legislación pueda convertirse en derecho vigente.

Puntualizó que con voluntad política y una vez perfeccionadas, tanto la Ley de Seguridad Interior como la Ley General de Seguridad Pública pueden aprobarse en este periodo ordinario de sesiones, ya que es obligación del Estado mexicano garantizar vivir en paz a la población.