Pese a irregularidades por 95.6 mdp, ex diputados aprobaron cuentas públicas de ocho municipios de 2017

De un plumazo y sin atender las disposiciones constitucionales y legales, los ex diputados locales “perdonaron” y omitieron sancionar irregularidades administrativas con probable daño patrimonial por 95 millones 613 mil 999.2 pesos a ocho municipios. Foto:Alejandro Ancona/La Jornada de Oriente

De un plumazo y sin atender las disposiciones constitucionales y legales, los ex diputados locales “perdonaron” y omitieron sancionar irregularidades administrativas con probable daño patrimonial por 95 millones 613 mil 999.2 pesos a favor de ocho municipios, en los que sus autoridades incurrieron en diversas conductas, incluidas la falsificación o presentación de comprobantes fiscales apócrifos.

Con esa determinación, los integrantes de la LXII Legislatura local cambiaron, indebidamente, el sentido del dictamen de las cuentas públicas de los municipios de Zacatelco, Calpulalpan, Texoloc, Panotla, Totolac, Contla de Juan Cuamatzi, Zitlaltépec y Tocatlán del ejercicio fiscal 2017, pues de acuerdo con el informe de resultados emitido por el Órgano de Fiscalización Superior (OFS), estas Comunas debieron reprobar en  su manejo y comprobación de gastos.

Eso se advierte al verificar los informes dados a conocer por el OFS en su página de internet, en la liga http://ofstlaxcala.gob.mx/INFORMES%202107, en el que se advierten las omisiones, irregularidades y abusos cometidos por las autoridades de esas Comunas, pero que fueron soslayados por los ex diputados locales.


La cuenta pública del municipio de Zacatelco, que preside el perredista Tomás Orea Albarrán, de acuerdo con dicho informe técnico, enfrenta una serie de anomalías por un monto de 31 millones 59 mil 595.73 pesos, que lo convertiría en la Comuna con el mayor monto observado en el pasado ejercicio fiscal y a pesar de ello los ahora ex diputados de la Comisión de Finanzas y Fiscalización decidieron aprobar.

El informe advierte que entre las irregularidades detectadas existe “falta de documentación comprobatoria por un millón 742 mil 101.07 pesos, falta de documentación justificativa por 2 millones 220 mil 187.72, responsabilidad de funcionarios públicos por 3 millones 484 mil 453.60 pesos, gastos por comprobar por 5 millones 828 mil 250.29 pesos, falta de recuperación de anticipos y garantías por otros 5 millones 965 mil 560.73 pesos, falta de documentación técnica justificativa por 6 millones 367 mil 729.87 y utilización de recursos que no fueron aplicados conforme a lo establecido en la normativa por 2 millones de pesos, entre otros.

Además de la verificación de los comprobantes fiscales en el portal del Servicio de Administración Tributaria (SAT) detectaron que los documentos no se encuentran vigentes, por lo que carecen de requisitos fiscales y no se tiene la certeza de que los bienes o prestación de servicios se hayan realizado, todo por un millón 419 mil 449.98 pesos.

“Derivado de lo anterior se hará del conocimiento al Servicio de Administración Tributaria para que en el ámbito de sus atribuciones inicie sus facultades de comprobación fiscal”, refiere el documento.

Por ello, según la resolución del OFS y que no atendieron los ex congresistas, es que “se determina que el ente fiscalizable incumplió con el marco normativo vigente en la correcta aplicación del recurso al mes de diciembre, por la cantidad de 31 millones 59 mil 595.73 como probable daño al patrimonio que representa el 30.6 por ciento de un importe devengado…”.

Por monto, sigue Calpulalpan con un presunto daño patrimonial por el orden de 14 millones 705 mil 642.52 pesos, todo por anomalías como pagos improcedentes por 267 mil 431.95 pesos, falta de documentación comprobatoria por 2 millones 22 mil 666.95 pesos, falta de documentación justificativa por 2 millones 302 mil 612.62 pesos, responsabilidad de funcionarios por 552 mil 484.24, gastos a comprobar por 2 millones 333 mil 317.45 y préstamos personales por 48 mil 419.80.

Además, el edil emanado del Partido Encuenstro Social (PES), Neptalí Gutiérrez, incurrió en falta de recuperación de anticipos por 147 mil 696.22 pesos, omisión o entero de impuestos, cuotas, derechos cualquier otra obligación  fiscal por  579 mil 462.66, conceptos de obra pagados no ejecutados por 2 millones 791 mil 665.36, además de volúmenes pagados en exceso por un millón 378 mil 573.75 y falta de documentación técnica justificativa por un millón 347 mil 439.71 pesos. Esta Comuna también incurrió en la comprobación de gastos con facturas o documentos fiscales apócrifos por 252 mil 433 pesos.

A éste le sigue la administración municipal de Texoloc, de la perredista Maribel Cervantes, que cerró el ejercicio fiscal con irregularidades financieras por un presunto daño patrimonial por 11 millones 62 mil 470 pesos.

La madre del actual diputado perredista, Miguel Ángel Covarrubias Cervantes, incurrió en pagos improcedentes por 60 mil 857.03 de pesos, además de volúmenes pagados en exceso por 126 mil 792.75 pesos y, en especial, por la falta de documentación técnica justificativa por 10 millones 833 mil 906.95 pesos.

“El OFS considera que en términos generales y respecto de la muestra revisada, el ente fiscalizable no realizó una gestión razonable de acuerdo con las disposiciones legales, contables y administrativas para la aplicación de los recursos que le fueron asignados y a los programas aprobados, por las irregularidades de pagos improcedentes, conceptos de obra pagados no ejecutados, volúmenes pagados en exceso y falta de documentación técnica justificativa identificadas en el contenido del presente informe del municipio de San Damián Texoloc, Tlaxcala, por el periodo comprendido del 1 de enero al 31 de diciembre del ejercicio fiscal  2017”, refiere el dictamen.

En un monto casi similar se encuentra la cuenta pública del municipio de Panotla que gobierna el perredista Eymard Grande, quien a pesar de que incurrió en irregularidades por 10 millones 936 mil 487.25 pesos, los ex diputados lo soslayaron al aprobar su cuenta.

El munícipe y su administración incurrieron en falta de documentación comprobatoria por un millón 32 mil 598.70 pesos, en gastos a comprobar por 242 mil 990.04, faltante de bienes derivado de la revisión física por 331 mil 953.18 y falta de documentación técnica justificativa por 8 millones 591 mil 519.94 pesos.

Aunado a ello, el edil perredista de Panotla incurrió en irregularidades fiscales por un millón 254 mil 967.25 pesos, ya que “de las compulsas realizadas a proveedores y contratistas se encontraron irregularidades en la  existencia de las empresas, en la  prestación de bienes y servicios o veracidad de la información señalada en sus comprobantes fiscales; toda vez que se constató que en el domicilio fiscal no se encuentra ubicado el establecimiento comercial a nombre del proveedor; derivado de lo anterior se hará del conocimiento al Sistema de Administración Tributaria para que en el ámbito de sus atribuciones inicie sus facultades de comprobación fiscal”.

Otro gobierno perredista que logró las indulgencias de los ex diputados locales fue el de Contla, que encabeza Miguel Muñoz Reyes, quien cometió diversas anomalías por un monto de 8 millones 744 mil 17.26 pesos, ya que detectó el OFS pagos improcedentes o en exceso por un millón 319 mil 457.21 pesos, retenciones y contribuciones por pagar por 3 millones 996 mil 991.63 pesos y bienes muebles faltantes derivado de inspección física por un millón 504 mil 531.54 pesos. De igual forma detectaron documentos fiscales sin cumplir con requisitos legales por 663 mil 122.40 pesos.

“El ente fiscalizable no realizó una gestión razonable de acuerdo con las disposiciones legales, contables y administrativas para la aplicación de los recursos que le fueron asignados y a los programas aprobados, por las irregularidades de falta de documentación comprobatoria, falta de documentación justificativa, pagos improcedentes o en exceso, sueldos no devengados, deudores diversos: gastos a comprobar, responsabilidad de funcionarios, préstamos personales y anticipos, obligaciones financieras: retenciones y contribuciones por pagar, uniformes no entregados al personal del municipio, faltante de bienes, conceptos de obra pagados no ejecutados”, entre otros conceptos que no fueron advertidos por los ex diputados locales.

En el caso de Zitlaltépec, administración que tiene a su cargo el edil Alejandro Juárez Cajica, el OFS detectó anomalías con posible daño patrimonial por 5 millones 822 mil 526.67 pesos, que no fueron advertidas por los ex legisladores, ya que hay imputaciones por responsabilidad de funcionarios por 2 millones 362 mil 665.61 pesos, gastos a comprobar por un millón 664 mil 774, falta de recuperación de anticipos por 472 mil 498.82 y falta de documentación técnica justificativa por 218 mil 781.22 pesos,

En esta cuenta pública también detectaron comprobantes fiscales en el portal del SAT sin vigencias ni con los requisitos fiscales por 940 mil 705.62 pesos.

Otro de los ayuntamientos que salvaron su cuenta pública a pesar de las irregularidades con posible daño patrimonial es la de Tocatlán, del petista José Carmen Hernández, ya que el OFS observó anomalías en su cuenta pública por 2 millones 706 mil 455.97, ello porque en sus estados financieros detectaron falta de documentación comprobatoria por un millón 405 mil 915.91, responsabilidad de funcionarios por 650 mil 554.54 pesos, gastos a comprobar por 357 mil 183.67 pesos y facturas apócrifas que incumplen con la normatividad, por 27 mil 56.96 pesos.

A pesar de todas estas irregularidades por cerca de 100 millones de pesos, los diputados decidieron soslayar el informe emitido por el OFS, y de acuerdo con el inciso b de la fracción XVII del artículo 54 de la Constitución Política local, el Congreso del estado tiene la facultad de dictaminar anualmente  las cuentas públicas de los poderes, municipios, organismos autónomos y demás entes públicos fiscalizables, basándose en el informe que remita el Órgano de Fiscalización Superior, situación jurídica que en estos ocho casos se incumplió.