Pese a adversidad, PRI ganará los comicios del 1 de julio: Alvarado

La candidata al Senado de la coalición Todos por México, Anabel Alvarado Varela menciona que ha establecido una serie de mecanismos para escuchar las demandas de la población y transformar eso en iniciativas de ley. Foto:Alejandro Ancona/La Jornada de Oriente

“La gente y los políticos han perdido el respeto por la política, no la ven como una vocación y una profesión en la que debemos dar resultados”, advierte la candidata a senadora de la coalición Todos por México, Anabel Alvarado Varela quien, sin dar nombres, asevera que algunos de sus contrincantes en este proceso electoral federal no buscan el beneficio de la sociedad, sino “no perder algunos privilegios”, aunque en ello “traten de ocultar y renegar de su pasado”.

Además, la ex encargada de la política interna del estado de Tlaxcala reconoce que existe un escenario complicado para el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y sus aliados en este proceso comicial, pero que es “con la verdad y la congruencia” como logrará revertir esa condición, lo que le permitirá ser “senadora de tiempo completo”, aunque eso no garantiza su permanencia en el cargo por los seis años, porque no le gusta “futurear y no tengo bolas de cristal para adivinar el futuro”.

En entrevista con La Jornada de Oriente, Anabel Alvarado hace un balance de los primeros 40 días de campaña, su apuesta y oferta legislativa, como esa de generar 300 iniciativas parlamentarias, así como impulsar acciones de beneficio social para mujeres, jóvenes y adultos.


“Ha sido una campaña en la que hemos escuchado a las y los tlaxcaltecas en diversos problemas que tienen. Una de las preocupaciones es la seguridad y, sobre todo, la exigencia social de que quienes cometan un delito sean castigados y que no queden libres y se conviertan en un peligro para la sociedad. También en mejorar la calidad de los servicios de salud porque nos han dicho que a pesar de que se ha realizado el esfuerzo para mejorar las condiciones de infraestructura en las comunidades, seguimos teniendo debilidades en cuanto al personal y en cuanto a completar la medicina, las herramientas tecnológicas para atender adecuadamente a los ciudadanos y esa es la constante, que los servicios puedan ser de la calidad que nos merecemos”, refiere.

Emocionada, hace una pausa para puntualizar que tiene propuestas y proyectos para todos los sectores de la población, mismos que “no son propios”, son demandas de la ciudadanía, las cuales confía en que podrá materializar a partir de su arribo a la Cámara Alta del Congreso de la Unión.

–Hablas de que presentarás 300 iniciativas parlamentarias, ¿cómo le harás porque son muchas?–, se le inquiere.

–Son 50 por año. Nosotros lo que estamos planteando es que la voz de la ciudadanía llegue al Senado, porque Anabel Alvarado puede tener su propia agenda y la tengo, pero no sería totalmente representativo integrar solo lo que yo quiero, sino conformar lo que quiere y necesita la sociedad, por eso hemos establecido una serie de mecanismos para escuchar y transformar eso en iniciativas, responde, para luego explicar diversas propuestas que ya ha recabado en materia de empleo, vivienda de interés social, apoyo a menores, entre otros tópicos.

–Pero para llegar a eso debes ganar, ¿cómo hacerle en unos comicios en los cuales el PRI enfrenta un alto rechazo electoral?

–Lo comento, hoy por hoy, de quienes nos dedicamos a la actividad política, solo puede hablar por nosotros nuestro trabajo y que obviamente quienes formamos parte de un partido político, con nuestro trabajo vamos cambiando el rostro de éstos, que no tiene que ver con una institución por sí misma. Desde luego se ha hecho daño, porque ha habido integrantes que no solo no han ayudado, sino que han dejado mal a las siglas que les han sido prestadas para acceder a un cargo de elección popular, pero también hay quienes, miles de servidores públicos, de militantes priistas, que se comportan de otra forma y a quienes no nos queda el saco de las formas negativas que hoy fluyen en el PRI. Que ha habido casos de corrupción, sí, y los hemos visto ahora en prisión por parte de un gobierno priista, que los procesó y que los llevó a prisión, pero también hemos visto casos de ex gobernadores panistas y de ex gobernadores con acusaciones graves en el PRD, y acusaciones para personajes de distintos partidos, pero esto tiene que ver que lo que se ha venido perdiendo es el respeto por la actividad política como una vocación y una profesión en la que debemos hacer las cosas bien, porque si queremos que hablen bien del equipo, tenemos que hacerlo bien en lo individual.

–¿Esta animadversión qué tanto les ha afectado en la promoción de su campaña?–, se le cuestiona.

–Pues sí, hay comentarios y nosotros los escuchamos con mucho respeto y atención, y les decimos lo que hemos hecho y que no todos somos iguales, que no todos en la actividad política hacemos las cosas de la misma manera, que pertenecemos a una generación diferente, que creció en un entorno distinto. Aceptamos los comentarios y las observaciones que nos hacen y lo hacemos en buen ánimo de poder hacer las cosas de otra forma y la confianza que depositen en nosotros a través del voto tendrá sus resultados, no de algo que se pueda ver como una promesa o expectativa falsa, sino platicando lo que hemos hecho; por ejemplo, vengo de ser diputada federal, de ser la secretaria de Gobierno y les decimos lo que vamos a hacer, porque sabemos cómo, ya que a pesar de que somos una nueva generación, tenemos experiencia en lo administrativo y lo legislativo, que podemos ayudar a solucionar problemas y buscar alternativas que nos den la oportunidad de hacer equipo por Tlaxcala.

–¿Estas elecciones concurrentes hasta dónde son un referéndum al gobierno del estado de lo que ha hecho y dejado de hacer?–, se le cuestiona a la ex integrante del gabinete estatal.

–Será una oportunidad para que la gente pueda revisar la actividad que hemos hecho y ver lo que se ha hecho en la suma de acciones con la diputación federal y mi paso por la Secretaría de Gobierno, de lo demás no lo sé.

–¿Qué tan difícil ha sido la campaña cuando antaño el candidato presidencial jalaba a sus abanderados al Congreso de la Unión y hoy las cosas son distintas?

–Hay alguien o algunos que seguramente no estarán haciendo campañas, porque están confiados que están en una posición distinta de poder conservar determinados privilegios; ser por ejemplo senador de un estado en el que nunca has vivido o alejarte 20 años para regresarte a una elección y negar que fuiste beneficiado por el salinismo (gobierno de Carlos Salinas de Gortari) después de muchos años (José Antonio Álvarez Lima de Morena), seguramente es porque están esperando el cobijo de un nombre que lleva 18 años en campaña (Andrés Manuel López Obrador) o bien, otro candidato que se pasó haciendo campaña tres años a expensas de los tiempos de su partido, y hemos visto una serie de incongruencias u ocurrencias… ellos están esperando el impacto nacional de esta contienda, pero nosotros no, nosotros estamos todos los días en las más de 400 comunidades o en las más de 600 secciones electorales, presentando nuestras ideas y propuestas y el respaldo de nuestro trabajo, además de lo que queremos aportar a Tlaxcala, porque en mi caso conozco las necesidades, porque yo fui electa diputada por distrito, nunca me han mandado por la vía plurinominal o la vía sencilla de la lista nacional o de representar otra circunscripción que no sea Tlaxcala (Minerva Hernández, candidata al Senado de Por México al Frente), nosotros hemos tenido que ir a dar batalla casa por casa a presentar propuestas y dar resultados, y lo vamos a seguir haciendo así.

–¿Es Anabel Alvarado el reto a vencer de parte de la oposición?

–Bueno, el reto es ver el trabajo de cada quien, yo he estado en Tlaxcala, he representado a mi estado y cuando he estado fuera ha sido por razones de trabajo y preparación académica, pero desde el momento en que hemos regresado hemos permanecido en representación de la gente y hemos regresado a los municipios, no solo a dar las gracias o a pasearnos cuando hay una concentración masiva o al mole, sino a trabajar y dar resultados, a gestionar, y lo vamos a seguir haciendo. Por nosotros y los candidatos de Todos por México habla nuestro trabajo, nuestro compromiso y nuestra congruencia por Tlaxcala.

–¿Serías senadora de tiempo completo?–, se le pregunta.

–Como lo fui como legisladora federal.

–¿Y serás senadora de seis años porque se habla que esta elección es la antesala de 2021 y puede contender por la gubernatura?

–Mira, yo tengo mucha tarea de largo y no me gusta futurear, la verdad es que no tengo cualquiera de las prácticas de adivinación de futuro, ni bolitas de cristal, creo en el día a día, en el trabajo que se hace y que esta elección requiere nuestra actitud y trabajo de tiempo completo hasta el 1 de julio, por eso digo que necesitamos concentrarnos en el 2018 y creo muy bien que si nos ponemos en atención a las cosas que nos ocupan, pueden salir bien y eso de andar pensando en cosas de tres años, eso está fuera de tiempo y que hoy debemos ir por 2018, luego 2018 y hasta el último 2018 para ganar la confianza de la gente.

Pie de foto:

La candidata al Senado de la coalición Todos por México, Anabel Alvarado Varela menciona que ha establecido una serie de mecanismos para escuchar las demandas de la población y transformar eso en iniciativas de ley