Personal de seguridad del alcalde golpeó a varios integrantes del cabildo de Natívitas

Integrantes del ayuntamiento de Natívitas denunciaron que fueron agredidos físicamente por elementos de seguridad personal del edil priista, Cuauhtémoc Barranco Palacio, cuando trataban de ingresar a la alcaldía.

Alrededor de las 10 horas de este jueves, el grupo de regidores y presidentes de comunidad inconformes con el desempeño del alcalde se presentaron en las instalaciones del ayuntamiento, a fin de dar cumplimiento a un resolutivo de la justicia local, que obligaba al cabildo a reinstalar a Óscar Bernal García en sus funciones de presidente de la comunidad de Santa María Natívitas.

Sin embargo, a decir de los quejosos, justo cuando trataron de entrar a dicho recinto municipal, personal del ayuntamiento y, sobre todo, gente de seguridad del edil priista, encabezado por Alejandro Murias Murias, arremetieron con golpes y empellones en contra de los regidores y presidentes de comunidad, así como de la síndico Carolina Vázquez Galicia.


Por esos hechos, resultaron con diversas lesiones en el cuerpo la síndico Carolina Vázquez Galicia, el presidente de comunidad de Santa María, Óscar Bernal García y el segundo regidor, José Javier González García.

“Llegamos en paz, acudimos solos, como debe ser, y ahí el director de seguridad bajó para informarnos que podíamos acceder al palacio municipal, pero los trabajadores y personas afines al presidente hicieron una valla y empujaron a la síndico, después a mí y nos golpearon, incluso intentaron usar gases lacrimógenos en nosotros”, relató el regidor González García

Por estos hechos, los integrantes del cabildo, antes del mediodía, llegaron al Congreso del estado para exigir la pronta resolución a la solicitud de juicio político en contra de Cuauhtémoc Barranco. Además, , responsabilizaron al edil y al secretario de Gobierno, Ernesto Ordóñez Carrera, porque “actúan en complicidad, no sé qué relación tengan o acuerdo para poder actuar con tanta impunidad”.

“El secretario de Gobierno se comprometió a establecer un cerco de seguridad para los ciudadanos y nosotros, pero no fue así, sólo llegó la policía municipal que se quedó como espectadora ante estas agresiones, si no es por algunos habitantes que nos defendieron y nos ayudaron a salir, no sé qué más nos habrían hecho. Hay una complicidad entre la autoridad estatal y el señor Barranco, esto era un plan amañado para hacernos ver como agitadores, que somos los malos, pero no es así, la agresión vino de parte de ellos, hemos mostrado disposición de llegar a un acuerdo, pero con esto queda claro que no se va a poder por el autoritarismo del gobierno estatal y el presidente”, espetó el segundo regidor, quien anunció que interpondrán las denuncias penales correspondientes.

Estos hechos ocurren a una semana de que cinco integrantes del cabildo de ese municipio fueron detenidos por elementos de la Procuraduría General de Justicia del Estado por el presunto delito de ejercicio indebido de funciones.