Persiste simulación en el combate de trata de personas: ADF

La senadora Adriana Dávila criticó que a pesar de que existen leyes, las procuradurías de Justicia en los estados no investigan casos de trata de personas, pues se limitan a los datos obtenidos al momento de que se presenta una denuncia

A pesar de la existencia de normas y disposiciones para combatir la trata de personas, entre las autoridades de los diversos niveles de gobierno persiste la simulación en la erradicación y penalización de ese flagelo, advirtió la senadora panista, Adriana Dávila Fernández.

Esa situación, refirió, permite que las personas dedicadas a ese flagelo no reciban las sanciones que corresponde y muchas de las veces son exculpadas por las autoridades encargadas de la procuración de justicia.

En conferencia de prensa, Dávila Fernández aseveró que a pesar de la existencia de leyes contra la trata de personas, prevalece la simulación en los procesos de prevención y atención de casos, pues las sentencias dictadas por este delito son en su mayoría absolutorias.


Abundó que a 10 años de la expedición de la primera Ley Federal contra la Trata de Personas y a tres de la creación de una Ley General, son inexistentes diagnósticos confiables sobre la extensión y efectos de los diferentes tipos penales de la trata de personas y los efectos de las normas a favor de la ciudadanía.

Por ello, criticó que las procuradurías de Justicia en los estados no investigan casos de trata de personas, pues se limitan a los datos obtenidos al momento de que se da una denuncia, que al final termina reclasificándose.

Ejemplifico que de cuatro sentencias iniciadas en Tlaxcala por trata de personas durante el sexenio pasado, finalmente en dos no se tipifica ese delito, ya que “de cuatro de las sentencias en dos casos no solo no hay trata de personas, sino se acusa por tantas personas en dos artículos, el 10 y el 13, pero a uno de los casos se les da una sentencia condenatoria por el artículo 10 que establece cinco y 10 años, pero resulta ser que dan una sentencia a cuatro años, la ley no habla de cuatro años, la pena mínima incluso en la mala Ley General actual habla de cinco años”, expuso la senadora de la República por Tlaxcala.

Por otra parte, Dávila Fernández se congratuló por la reciente captura del líder de una banda internacional de tratantes de personas con fines de explotación sexual en Puebla y Tlaxcala, reconocido como Saúl N., de Tenancingo, por parte de la Policía Federal y la Interpol.

La senadora resaltó la importancia de esa acción, pues resaltó que en ese caso, el imputado será extraditado a Estados Unidos donde se le castigará por delitos, mientras que en México todavía existe la reclasificación del delito de trata y “podría obtener hasta el beneficio de la absolución”.

La panista confió en que exista mayor disposición y atención de parte de las autoridades al combate de este delito con el fin de erradicar su incidencia.