Persiste la idea falsa de que la violencia se resuelve con más violencia: Hurtado

La tarea de conseguir que la sociedad intercambie su arma de fuego no es fácil, porque persiste la idea falsa de que la violencia se resuelve con más violencia, aun cuando este tipo de artefactos representa un riesgo latente para herirse a uno mismo, señaló Miguel Hurtado Ochoa, comandante de la 23 Zona Militar, al iniciar las campañas de Canje de Armas de Fuego y Juguemos sin Violencia.

Por su parte, Aarón Pérez Carro, titular de la Secretaría de Gobierno (Segob), refirió que del 24 julio al 1 de septiembre, la ciudadanía poseedora de un instrumento de estos podrá cambiarlo por un incentivo de 500 a dos mil 500 pesos o un electrodoméstico con valor equiparable a estas cantidades. El monto total asignado a estas acciones es de 400 mil pesos, agregó.



 


Asimismo, puntualizó que la campaña Juguemos sin Violencia Bajo se realiza bajo la premisa “canjear un arma de juguete es el primer paso para un estado libre de violencia”, para concientizar a infantes sobre la importancia de vivir en un entorno pacífico, de ahí que en este acto, realizado en Palacio de Gobierno, algunos adolescentes entregaron sus juegos bélicos por uno de carácter didáctico.

También fue destruida un arma real, pues el mensaje de las autoridades es que esta clase de artefactos deben estar resguardados por las instancias competentes y usarse con capacitación adecuada.

En su turno, Miguel Hurtado Ochoa refirió que la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) en coordinación con el gobierno estatal y los municipales, ha implementado este programa para disminuir la posesión de armas de fuego dentro de los hogares, en calles y plazas públicas, a fin de evitar que se conviertan en generadores de violencia.

“La tarea no es fácil ya que persisten ideas falsas de resolver la violencia con más violencia; sin embargo, el reto que aparentemente se antoja difícil, será franqueable con la cooperación incondicional” de los tres niveles de gobierno y apoyo de la sociedad.

La campaña –indicó- busca hacer consciencia de que no todo se resuelve por medio de la agresión. Seguro de alcanzar la meta, dijo que este programa generará condiciones que permitan a la población formar parte del esfuerzo nacional de lograr “un México en paz”, eje fundamental de la presidencia y objetivo buscado por la sociedad.

“Poseer un arma de fuego representa un riesgo latente, muchas veces no se usa como forma de defensa sino como elemento para agredir a los demás, y muchas veces se revierte en nuestra contra y es usado para herirnos a nosotros mismos”.

Añadió que estas campañas tendrán un efecto directo en la seguridad y tranquilidad de la sociedad tlaxcalteca, a la cual invitó a acudir a los módulos de canje, sin cuestionamientos sobre el origen de procedencia del arma y en un esquema de confidencialidad.

Las mesas receptoras serán instaladas frente a las presidencias municipales de Tlaxcala, Apizaco, Huamantla, Ixtacuixtla, Nativitas, Tetlatlahuca, Chiautempan, Tlaxco, El Carmen Tequexquitla, Calpulalpan, Papalotla y San Pablo del Monte, con posibilidad de extenderse al resto de comunas que lo soliciten. “El presidente de la República y comandante supremo de las fuerzas armadas ha dado instrucciones a la Sedena para continuar apoyando a los organismos encargados de la seguridad pública en todo el país”.