Pago justo de prestaciones y seguridad social, exige la CROC

El dirigente local de la CROC, Justino Hernández organizó un desayuno con dirigentes del PRI y autoridades estatales para conmemorar el Día Internacional del Trabajo este martes

En el Día Internacional del Trabajo, Justino Hernández Xolocotzi, secretario general de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC), requirió a los patrones el pago justo de prestaciones y el otorgamiento de seguridad social.

Esta organización, filial del Partido Revolucionario Institucional (PRI), conmemoró esta fecha con un desayuno en un hotel de la ciudad de Tlaxcala, al que asistió el dirigente estatal de este organismo político, Roberto Lima Morales, y Lenin Calva Pérez, secretario de Políticas Públicas y Participación Ciudadana, en representación del gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez.

Pero “la demanda principal es que los empleadores paguen realmente lo justo a los trabajadores en sus prestaciones, pues sabemos que en algunos lados no cumplen y eso es un clamor, en este siglo XXI  no podemos seguir igual que en el pasado”.


En algunos casos no les brindan seguridad social “y no les importa”, por lo que llamó a los trabajadores en general a que soliciten asesoría jurídica y acudan a las instituciones en materia laboral así como a los sindicatos, para que accedan a este derecho.

El secretario general de la CROC confió que los patrones cumplan con las utilidades anuales que deben entregar en próximos días, pues “deben compartir la riqueza, no nada más es para una parte, la cobija se reparte bien”.  Dijo que en algunos lados hay secretarios sindicales “que no hacen su trabajo”.

Señaló que algunos trabajadores han denunciado ante la CROC al empresario Hugo González, “quien –agregó- es medio raro en cuestión de prestaciones, es un hombre falto de compromiso con su estado y su país; me comentaron que no paga tiempos extraordinarios ni salarios normales, pues algunos están dados de alta con ingreso bajos”.  Por ello, el líder sindical llamó al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) que revise la nómina para verificar esta situación.

En cuanto al tema de salud expuso que “nos queja a todos, en especial a mí, porque tengo dos hijos con insuficiencia renal”, pero lamentó que no hay personal profesional en el IMSS, a pesar que el delegado en Tlaxcala supervisa personalmente el servicio. “La atención es engorrosa, lo cual molesta e inconforma, porque la hora de trabajo se convierte en la del café y la del amigo”.

En materia político electoral, sostuvo que el voto corporativo “ya no existe”, por lo que  su compromiso personal en este proceso comicial es con el PRI, pero los agremiados no serán obligados a votar por este organismo, solamente recordarles “que somos filiales al partido, ayúdenos a que tenga los votos necesarios, ustedes y su familia”.

Comparó que en el pasado, dirigentes de organizaciones eran postulados por el PRI, debido a la fuerza que representaban con sus trabajadores,  sin embargo, “hoy no nos pelan, vaya ni el partido, ellos creen que ya no tenemos representación y me da risa porque todavía la tenemos, los que estamos cerca de la gente y confía en nosotros”.

Pidió a los candidatos a un cargo de elección compromiso “porque a veces nada más los vemos en campaña”. Afirmó que cree en el Revolucionario Institucional  y en que ha hecho “grandes cosas”, pero que también reconoce “que tiene grandes defectos”.

Señaló que los responsables son “hombres que… ya sabemos, ustedes saben quiénes, ustedes cubren todo esto… bueno –respondió-, el problema que tenemos en Veracruz con Duarte, en Quintana Roo con Borge”. Del presidente Enrique Peña contestó que “cuando alguien está arriba normalmente todos le tiran”, pero aceptó que en este sexenio han afectado los incrementos en precios de energéticos y en los de productos básicos y que hay un campo abandonado, por lo que es necesario atenderlo.

Por otra parte, en la fachada del edificio del Sindicato de Trabajadores “Mártires de 1910”, el cual estuvo cerrado, fueron colocadas cartulinas contra el secretario general Miguel Ángel Sánchez: “Ya no te queremos”. En una de las pancartas se exigió el cambio inmediato de este dirigente,  por presuntas deficiencias en el servicio médico.