Órganos garantes pueden colapsar por carga de trabajo y no contar con presupuesto suficiente: Inai

Órganos garantes pueden colapsar por carga de trabajo y no contar con presupuesto suficiente para funcionar, advirtió el presidente del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (Inai), Francisco Javier Acuña Llamas. Foto:Alejandro Ancona/La Jornada de Oriente

El presidente del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (Inai), Francisco Javier Acuña Llamas advirtió que los órganos garantes pueden colapsar por la carga de trabajo y no contar con el presupuesto suficiente para funcionar bien.

En entrevista después de participar en el acto de inauguración de la Décima Semana Estatal de Transparencia 2017, Acuña Llamas expuso que las instituciones están diseñadas para operar a plenitud y si por alguna razón les falta la irrigación del recurso para que caminen, puede pasar que se colapsen por el trabajo que les llega o puede pasar que queden rebasadas de carga de trabajo y sean inútiles a la causa.

“Ese es un riesgo que hay que evitar y por eso con sensibilidad se dice ya que hemos puesto estos nuevos mecanismos de revitalización, de transparencia y modernización  democrática, hagamos que funcionen, claro está que con los controles sociales suficientes y la claridad de lo que se hace para que los organismos garantes tengamos la capacidad de explicar a la ciudadanía cada centavo que cuesta el funcionar de estas autoridades”.


Por ello, pidió al Poder Legislativo de Tlaxcala que sea sensible a la necesidad del presupuesto para el Instituto de Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales (IAIP), porque no sólo está la atención del tema de transparencia, sino la nueva Ley General de Datos Personales que se aprobó recientemente en Tlaxcala que va a demandar más capacidad de trabajo y más atención del instituto y si bien nunca serán suficientes los recursos, sí se requiere de una mayor dotación presupuestal.

Refirió que la Ley General de Transparencia causó un efecto al grado que todos los organismos garantes quedaron pequeños para el reto que tienen ante la legislación.

Ejemplificó que antes había 17 obligaciones en promedio para los sujetos obligados, pero con el cambio de la Ley  General a 48 comunes y a 122 específicas, la carga es descomunal, a lo que se suma que los organismos garantes son nuevos en el tiempo, “el máximo ha de tener 15 años máximo y eso es un suspiro en el tiempo”.

Es por ello que “necesitan más respaldo de presupuesto y también de ánimo político, de voluntad política de los gobernantes, de los legisladores y de todas las autoridades, de los presidentes de los partidos y de los sindicatos, a fin de que cumplan los obligaciones de transparencia para hacer fácil que la ciudadanía encuentre la información que se busca y no sea indispensable hacer solicitudes de acceso”.

Por otra parte, Acuña Llamas dijo que los partidos políticos en general están lejos de cumplir al 100 por ciento con sus obligaciones, pues 11 de las fracciones de las leyes que les aplican no han sido satisfechas del todo, esto es, les falta subir información fina y específica que hace necesario que el ciudadano pueda escrutar completamente sus rubros y sus alcances.

“Los partidos políticos son los que tienen la mayor carga de obligaciones, son 48 comunes y 30 adicionales, a fin de saber todo lo que hacen o lo que piensan hacer. El año que entra va a ser la más grande y la más competida de las elecciones de la historia de México y los partidos políticos serán visibles y van a estar monitoreados por la ciudadanía y por los medios de comunicación, esperamos que el Inai en eso pueda jugar un papel importante haciendo evaluación periódica y sistemática del cumplimiento de las obligaciones”.

Puntualizó que los partidos políticos están en la necesidad de dar el máximo y aún están en ese deber.