Ordenan cierre del Palacio Legislativo; no habrá actividades hasta enero de 2018

A partir del mediodía de este martes, la sede del Poder Legislativo fue totalmente cerrada al acceso al público en general

A partir del mediodía de este martes, la sede del Poder Legislativo fue totalmente cerrada al acceso al público en general, además de a trabajadores de algunas áreas del Congreso local y a los representantes de los medios de comunicación.

Con el argumento de que van a agilizar los trabajos de remodelación del edificio de la calle Allende, en la capital del estado y que alberga al Poder Legislativo y para seguridad de quienes laboran o visitan ese edificio, la secretaría Administrativa ordenó el desalojo de la mayoría de los empleados y visitantes.

Además, el mandato “superior” es que el inmueble permanecerá en estas condiciones hasta el próximo mes de enero; incluso, trascendió, que estará en esas condiciones hasta el 15 de enero, fecha en la que los diputados realizarán la apertura del primer y último periodo ordinario de su mandato constitucional.

captura-de-pantalla-2017-12-26-a-las-14-28-11


Como se recordará, desde la semana pasada, la sede del Poder Legislativo es objeto de una remodelación, misma que aplicará a todas las áreas del edificio, el cual fue construido en la administración estatal de Beatriz Paredes Rangel. De acuerdo con informes, ésta actividad durará por lo menos tres meses más.

Con esta determinación, es un hecho que los diputados no sesionarán de manera extraordinaria, a pesar a pesar de los pendientes legislativos que tienen, como la ampliación del periodo por la cual fue designada la contralora interna del Instituto Tlaxcalteca de Elecciones, Lizbeth González Corona y que este 31 de diciembre concluye ese nombramiento.

A esos temas se suman la expedición de las leyes secundarias que darán vida y articularán  el Sistema Estatal Anticorrupción, la nueva Ley de Movilidad y Transportes, la solicitud para legalizar en Tlaxcala del matrimonio igualitario y la insistencia de regresar el voto en los cabildos a los presidentes de comunidad.

Tampoco existe algún avance respecto a la reforma laboral por la cual desaparecerá la Junta Local de Conciliación y Arbitraje y en su caso, crear y designar a quienes despacharán en un tribunal especializado en la materia.

A pesar de ello, los diputados resolvieron reanudar todas sus actividades a partir del mes de enero, aunque se desconoce si lo harán en alguna sede alterna, como ocurre con la Comisión Permanente, la cual sesionó en el auditorio del Órgano de Fiscalización Superior (OFS) y que fue declarado como recinto oficial mientras realizan dichas obras.