Ombudsperson: tenemos que quitar la parte romántica, no todos los migrantes son buenos

El presidente de la CEDH, Víctor Manuel Cid del Prado expuso que es necesario eliminar prejuicios que presentan a la población migrante “como un problema social, como delincuentes”. Foto:Alejandro Ancona/La Jornada de Oriente

“Tenemos que quitarle la parte romántica” al tema, porque no todos los migrantes (centroamericanos) que pasan “son muy buenos”, aseveró elombudsperson tlaxcalteca, Víctor Manuel Cid Del Prado Pineda, en el contexto de la Segunda Reunión Regional Zona Centro de la Federación de Organismos Públicos de Derechos Humanos, en la que informó que la atención a estas personas se ha triplicado en el último año.

En este encuentro efectuado en la capital del estado, en el que se abordó la situación de la migración desde la perspectiva de derechos humanos, a fin de promoverlos, respetarlos y garantizarlos “en una forma más eficaz y eficiente”, se intercambiaron puntos de vista y experiencias en esta materia.

Del Prado Pineda expuso que es necesario eliminar prejuicios que presentan a la población migrante “como un problema social, como delincuentes”, y precisó que se trata de seres humanos en busca de una mejor calidad de vida, pero que esta condición los coloca como un grupo vulnerable.


Destacó la responsabilidad de combatir cualquier expresión de discriminación y de toda forma de violencia, “lo cual se podrá lograr con acciones que fomenten un discurso público que promueva una mentalidad abierta a las diferencias, aceptación de cambios sociales y celebración de la diversidad”.

Asimismo, ante integrantes de esta Federación (conformada también por el Estado de México, Puebla, Hidalgo, Morelos, Veracruz, Guerrero y Ciudad de México), así como de funcionarios estatales y federales y activistas, realzó la obligación de garantizar la protección de los derechos humanos, sin importar el estatus migratorio.

En el caso de Tlaxcala, señaló que por la ubicación territorial, es un lugar de paso hacia Estados Unidos, por lo que en el último año la atención a este sector, sobre todo a centroamericanos (procedentes de Honduras, El Salvador, Nicaragua y Guatemala), ha incrementado “casi el triple”.

De la totalidad (cuya cifra no precisó), 89 por ciento son hombres, cinco por ciento mujeres y seis por ciento jóvenes de entre 15 y 17 años de edad, por lo que a efecto de brindar mayor atención, la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) trabaja en conjunto con diversas dependencias y la organización Un Mundo Una Nación.

En entrevista con medios de comunicación, posterior a la inauguración, comentó que hace dos meses fue nombrado un nuevo delegado del Instituto Nacional de Migración (INM) en la entidad y que ya se puso “la camiseta de Tlaxcala”. En este lapso, se ha conseguido la expedición de alrededor de siete visas humanitarias, a diferencia de la gestión del delegado anterior, pues con él solo se logró una en un año, indicó.

Agregó que ha visitado la estación migratoria del INM en el estado y sostuvo que se encuentra “bien”, incluso –añadió- en una semana resuelve la situación de un extranjero en condición legal irregular, “ya sea que lo regrese, que se quede, que le expida su visa o lo mande a Ciudad de México”.

Respecto del las barras de cemento colocadas por la empresa Ferrosur a un costado de las vías del tren en Apizaco, las cuales han provocado accidentes mortales de migrantes, expuso que este asunto es de carácter federal, por lo que la CEDH debe trabajar en coordinación con la sociedad civil “para lograr que sean quitados”, razón por la que emprenderá acciones en forma legal y en materia de derechos humanos. Vamos a hablar muy fuerte con ellos”.

“Tenemos mucho trabajo qué hacer, pero –afirmó- vamos avanzando”. Optimista, el ombudsperson, enfatizó que mediante las actividades emprendidas con Un Mundo Una Nación, con el INM y otras dependencias, “creo que vamos a solucionar un tema muy fuerte en el estado; ha tardado un año el generar este ánimo para atender”.

A pregunta expresa de un reportero, contestó que no son redadas las que se realizan en la entidad para detectar a migrantes. “Tenemos que atenderlos –repuso-, también tenemos que quitarle la parte romántica al asunto ¡eh!, no todos los que pasan son muy buenos, pero la gran mayoría de ellos necesitan atención y ayuda”.

Anunció que la CEDH  firmará un convenio de colaboración en esta materia con varias dependencias. En tanto, Namiko Matzumoto Benítez, presidente de la Federación de Organismos Públicos de Derechos Humanos, informó que este órgano trabaja en la elaboración de un protocolo de atención a migrantes, en conjunto con los cónsules de distintos países.

La también presidente de la Comisión de Derechos Humanos de Veracruz puntualizó que la finalidad es emprenden acciones similares, de ahí que una de las primeras acciones es la realización de un recorrido en distintos puntos que son tránsito obligatorio de centroamericanos  a través de La Bestia.

“Se verificará de manera personal las condiciones que padecen, cuando estos son sujetos de abuso por parte de las autoridades tienen expedito su derecho de acudir a la Comisión”, anotó.

En torno a las condiciones en que operan las estaciones migratorias del INM, señaló que cada entidad registra una situación diferente, pues algunas generan quejas y otras no.