Obras de reparación iniciarán en templos con daños menores: INAH

Las obras de restauración de los templos dañados por los sismos del pasado mes de septiembre no iniciarán en los edificios con mayor afectación, pues en estos se requiere hacer un proyecto más complejo, informó el delegado del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Eduardo Emilio Velázquez Gallegos.

Recordó que en Tlaxcala, los temblores de ese mes—sobre todo el ocurrido el día 19—provocaron daños en diversos niveles en 133 iglesias de la entidad. En algunos de esos inmuebles se aplicaron acciones para evitar que las fracturas en sus estructuras se agravaran.

Ahora está por comenzar la etapa de restauración de los templos, para lo cual la aseguradora contratada por el INAH para este tipo de imprevistos ya ha hecho los análisis y revisiones de más de la mitad de los edificios averiados para establecer qué tipo de trabajos se requieren hacer y los costos.

Velázquez Gallegos señaló que en 50 por ciento de los 133 templos dañados ya se ha logrado una conciliación con la aseguradora, por lo que ya están en condiciones de iniciar los trabajos de restauración necesarios, mismos que, estimó, comenzarán a realizarse a partir del próximo mes.

De las 133 iglesias dañadas, cinco presentan daños de mayor relevancia, no obstante, el funcionario federal comentó que la intervención no iniciará en esos edificios, pues en estos se requiere contar con un análisis y revisión más profunda por parte de los especialistas de la aseguradora.

“No necesariamente iniciarán las obras de restauración en los templos más afectados, porque eso está implicando un proyecto ejecutivo más complejo y eso nos está llevando un poquito más de tiempo para poder contar con todas las valoraciones y validaciones de los especialistas”, explicó.

“Lo ideal es que empezáramos todos juntos, pero depende de cómo andemos en términos de la información. Ya tenemos todos los dictámenes técnicos, pero estos no son la solución, es un diagnóstico y estamos analizando el tratamiento para poder hacer ya la intervención”, abundó.

Velázquez Gallegos refirió que será la aseguradora la que contrate y pague a las empresas que se encargarán de hacer las obras de reparación, pero con la supervisión del INAH. “A nosotros nos van a entregar el trabajo terminado, para que supervisemos todo el proceso y finalmente la recepción de los templos reparados”.